Cómo tener un cabello saludable durante el verano?

El cabello debe tener cuidados antes, durante y después de la época de verano, pues es donde mayores daños y exposiciones a agentes que lo deteriora, como el sol o el agua del mar. Cómo tener un cabello saludable durante el verano? Justo en esta época de calor y vacaciones es cuando el cabello se ve expuesto a maltratos y daños por los rayos del sol, el cloro de las piscinas o la sal y la arena del mar, y al final de los viajes y la diversión, queda un cabello seco, sin vida,  y con la textura de una cabuya. Lo importante es saber que remedios emplear para poder contrarrestar estos efectos y empezar a cuidarlo antes, durante y después de cada exposición solar o acuática. Lo bueno es que pueden aplicarse desde recetas caseras hasta tratamientos capilares especializados que no resulten muy costosos. 

Lo primero es que durante estos días el uso de secadores, planchas o elementos que puedan quemarlo sean usados en exceso, pues la apariencia será peor y además estará incontrolable, totalmente roto y reventado y con muchísimo friz. Es segundo paso es el uso de shampoo y acondicionadores que sean suaves, que tengan fórmulas para ser usadas a diario, y por ello mismo la concentración de algunos componentes es mínima, por ejemplo, menos concentración de agentes de sulfato, minimización de colorantes y que no reseca o sobre humecta. 

El acondicionador no es de usar todos los días, pues puede volverse un peligro y generar grasa en el cabello, así que un tercer paso es aplicarlo una vez a la semana, lo que hará que regrese la suavidad, brillo y humedad correcta. Algunos estilistas recomiendan que se puede dejar durante la noche para enjuagarlo al otro día o que durante el baño se aplique en el cabello, se cubra con un gorro y se espere 10 minutos antes de volver a lavarlo, pero lo que hay que tener en cuenta para esta última opción es contar con suficiente tiempo.

Por ultimo está la protección del sol ante los rayos solares, y afortunadamente hay productos para el cabello así como los hay para la piel, con filtro solar y agentes hidratantes. Son una especie de lacas, de cremas o espumas que se aplican y se dejan todo el día. Si se entra a la piscina, solo basta con salir de ella, lavarlo un poco con agua fresca y aplicar el producto, mientras se realiza el baño común y completo. Lo que ofrece es una revitalización inmediata y con protección. Se puede complementar la prevención con el uso de gorros, sombreros o pañoletas que minimicen la exposición. Para recuperar la vida del cabello después del verano, hay que seguir sencillos pasos de desintoxicación, en el que hay que limpiar y purificar, ya sea con aceites o mascarillas elaboradas a base de frutas. A continuación hay que fortalecer y se puede realizar con ayuda de la soja y la seda, las cuales se incluyen en diversos productos capilares. 

A %d blogueros les gusta esto: