Cómo rejuvenecer con un corte de pelo

corteA las mujeres nos gusta que nos digan que parecemos tener menos años de los que en realidad tenemos. Cambiando el peinado y eligiendo el corte de pelo adecuado para tu rostro, conseguirás rejuvenecer hasta diez años.

Consejos

Lo primero será descubrir tu estructura ósea así como la forma de tu cara antes de elegir el corte de pelo adecuado. Si tienes por ejemplo, cara en forma de corazón y con los pómulos altos, un corte tipo pixie te rejuvenecerá., que puedes combinar con flequillo para parecer todavía más joven.

También puedes optar por algo más radical como un corte a lo garçon que te dará mucho más estilo y más fuerza a tu cara.  Y es que el pelo corto, así como las medias melenas, rejuvenecen, sobre todo si está capeada, ya que aporta mucho mayor movimiento y mayor suavidad al rostro.

Si tienes una melena media o larga, cuando te vayas a cortar el pelo pide que te hagan múltiples capas ya que enmarcan la cara haciéndote lucir más joven.

El flequillo es ideal en caso de tener el pelo liso, pero también hace lucir con menos años a quien tiene el pelo rizado u ondulado, aunque siempre luce mucho mejor si la melena se alisa. En caso de tener la cara alargada se puede llevar un flequillo recto, pero si la cara es redonda, mejor un flequillo ladeado.

Olvídate de las líneas demasiado rectas, ya que el cabello tiene que tener movimiento. Cortes con capas, escalados con las puntas ligeramente onduladas son las mejores opciones, huyendo de los estilos muy estrictos.

Algo de volumen en la parte frontal también favorece mucho, debiendo abstenerte de dar mucho volumen al cabello a los lados, ya es esta opción solo va bien en los rostros muy delgados.

Un recogido informal que despeje el cuello es otra opción, por ejemplo una coleta en la nuca, retorcida y después sujeta con horquillas o también una cola de caballo muy alta es muy recomendable para “subir” las facciones.

Prueba igualmente a mezclar tintes que jueguen con dos o tres tonos a la vez para dar más profundidad al cabello, eso sí, el color que se haya escogido no deberá varias más de dos o tres tonos del color natural.
La suavidad es importante por eso no se deben llevar colores extremos. En los tonos rubios hay que olvidarse de los tonos cenizas o de los platinos, eligiendo mejor los dorados, miel o trigueños. En los cabellos castaños se debe huir de los demasiado oscuros y elegir tonos chocolate claro o marrones.

Un cabello demasiado flácido y liso hace que el rostro perezca muy hundido por lo que no rejuvenece y se debe huir de ello. Un truco rápido para conseguir volumen de una manera fácil y sencilla es torcer el cabello en un  moño tipo bailarina en la zona superior de la cabeza ayudándote de pinzas o de horquillas. Al quitártelo por la mañana habrás conseguido un cuerpo que te sorprenderá.

A %d blogueros les gusta esto: