Convierte tu cocina en un agradable espacio

La cocina posiblebemente sea uno de los espacios de la casa más fáciles de decorar. Con poca cosa, podemos hacer que sea mucho más alegre y confortable. Convierte tu cocina en un agradable espacio

La cocina ha de ser un lugar donde, cuando estemos en ella cocinando, nos sintamos a gusto. Si estás cansada de ver tu cocina siempre igual, o si te parece que es sosa o que le falta vida, como ocurre con muchas, piensa que es una estancia a la que le puedes dar un aspecto y ambiente totalmente diferente en poco rato y sin gastar mucho dinero.

Hoy en día existen un gran número de tiendas en las que podemos comprar complementos del hogar, especialmente en lo que a cocina se refiere, muy baratos, pero que, debido a su bonito diseño y a su amplia gama de colores, nos servirán perfectamente para dar a nuestra cocina este ambiente confortable y acogedor que le está faltando.

Una de las maneras más fáciles es eligiendo un color y poniendo a la vista complementos y útiles para cocinar todos de dicha tonalidad, para que quede bien conjuntado. Así, podremos tener a la vista tazones, platos, una cafetera, una bandeja, un embudo, un recipiente para las cucharas de madera,… en fin, todo aquello que se nos ocurra.

El color a elegir dependerá de cómo sea la cocina. Si, como suele ocurrir, es a base de colores claros y maderas, podemos poner un tono que le dé calidez, como el naranja o el pistacho. Si, por el contrario, tuviera tonos oscuros, depende de cuáles sean podría quedar muy bien el amarillo.

También puedes considerar que las paredes están bien pero decidirte a pintar detalles como los cercos de las puertas y ventanas o los tiradores de los muebles.

No te agobies y ve haciéndolo paso a paso. Si consideras que deberías pintar las paredes hazlo lo primero. Una vez terminado, puedes poner los platos o tazas del color apropiado, para ir siguiendo poco a poco hasta tener toda la estancia conjuntada.

Cuida también la parte textil que hay en la cocina: manteles, agarraderos, paños de cocina o cortinas, y conjúntalo con los otros complementos que vayas poniendo.

Coloca en algún rincón flores o plantas, que pueden ser frescas o secas. Puedes incluso poner alguna maceta con hierbas aromáticas, que encima te van a ser útiles.

A %d blogueros les gusta esto: