El estilo retro se impone

La renovación en los elementos y muebles del hogar son una tendencia muy marcada en la actualidad. Ya no se trata de conseguir los nuevos diseños del mercado, sino de lograrlos uno mismo acorde al concepto o perspectiva que se le quiera impregnar. Se toma una nueva conciencia ambiental en la decoración que se mezcla con el estilo vintage tan de moda, siendo una temática decorativa que no se debe dejar de conocer para estar a la vanguardia. El estilo retro se impone Actualmente se opta por darles una segunda oportunidad a los muebles antiguos que escapan de las nuevas tendencias, siendo una moda que parece haber llegado para quedarse. De acuerdo a los movimientos ambientalistas y la moda vintage, se ha creado una nueva popularidad del remake entre los jóvenes. Estos se ven interesados en frenar la expansión de la ideología del compre y descarte, y revalorizan además de forma creativa las piezas del pasado

La consigna de ésta estética tan marcada es actualizar los muebles y objetos retro que se tienen en el hogar, para que puedan convivir en un ambiente contemporáneo, pero ¿Cuáles son las claves para revivir los íconos de otros tiempos?

La idea de la nueva tendencia es intervenir los elementos viejos con ideas fuertes, creativas y vibrantes. Enfatizándose en los estampados y dibujos abstractos o casi geométricos. De esta manera se realza el pasado con respeto, pero sin la fabricación de imitaciones basadas en la actualidad, es que es fácil asociar éstos elementos al mundo actual si son restaurados con una mirada presente y conciente. 

Los muebles patinados, mediante un proceso de decapé, lavando la madera y sacándole el lustre para luego pasarles pintura, son en especial una tendencia de ésta estética. Además las sillas o sillones estilo Luis XV, son ideales para renovarlas y colocarlas en un comedor actual; así como los elementos de decoración antiguos que si su tamaño lo permite se convierten en lámparas vintage a todo color. 

También se opta mucho por colores como naranja, coral, amatista, salvia o las rayas y cuadros sobre el tapizado. Esto le aporta presencia y calidez a muebles de uso cotidiano que a veces se dejan de lado. En cuanto a las mesas, consolas y baúles las preferencias lo muestran laqueados y en colores mate claros, como tiza, gris, o azules acuáticos. 

Además se debe tener en cuenta que no basta con rescatar un mueble retro y reacondicionarlo, sino que se debe tener en cuenta su asociación y combinación con los otros muebles y decorados. Por ejemplo si se utiliza un estilo francés con tallados o barrocos, éstos deben ser alivianados con colores neutros o espejados. La idea es lograr una estética equilibrada, donde cada elemento ocupe su lugar y tenga cierta intensidad en la atracción que genera.

A %d blogueros les gusta esto: