Croquetas de arroz con queso. Sencillamente deliciosas.

Para el entrante de hoy, te propongo elaborar estas sencillas croquetas que no te llevarán ni la mista de tiempo y esfuerzos que las típicas, pero que, sin embargo, son igual de sanas, nutritivas, y ¡sobre todo deliciosas!
Las croquetas de arroz y queso, serán tus aliadas en muchas ocasiones, ¿a qué esperas para aprender a prepararlas? Croquetas de arroz con queso. Sencillamente deliciosas.

¿A qué jamás se te ocurriría que podrías rellenar unas croquetas con arroz?

Pues con esta receta, prepararemos un entrante tan delicioso e innovador que todos tus comensales no tendrán más remedio que aclamar a la chef y felicitarte por tu original creación.

Lo cierto es que, estas croquetas tienen un sabor delicioso, suave, con una textura cremosa, pero que a la vez, invita a seguir degustándolas sin cesar, y acabarlas rápidamente de la bandeja. Y el queso, funde y añade un sabor aún más intenso a este plato.
Un entrante ideal para hacer boca antes de una rica comida, o incluso una rica merienda para picar entre horas.
¡A los niños les encantará! Y a ti, te supondrán unos esfuerzos mucho menores que los de las croquetas normales, ya que la elaboración de su relleno es muy fácil y sobre todo muy rápida.

Sin más tardar, te detallo a continuación la lista de ingredientes que usaremos. Toma buena nota de ellos, aunque como comprobarás, ya están por tu despensa, son básicos, así que, simplemnte, reúnelos:

  • 1 y 1/2 taza de arroz
  • 250 grs queso cremoso
  • 3 huevos
  • Harina
  • Ajo
  • perejil
  • Pan Rallado

Y ahora, nos pondremos manos a la obra con nuestras croquetas de arroz y queso siguiendo estas pautas que no te costará comprender:

  1. Hierve el arroz durante 15 minutos, dejalo enfríar y condimentalo con el perejil, la sal, la pimienta y un huevo. Mézclalo todo bien.
  2. Coloca en un bol los 2 huevos, condimentados con sal y pimienta. En otro recipiente el pan rallado y, en otro  la harina.
  3. Para hacer las croquetas haz una una bolita mediana de arroz e introdúceles un trozo de queso en el interior mediante un agujerito que después cubriremos con un poquito más de arroz.
  4. Dale forma redondeada y pasarla por el bol de harina, después por los huevos y último por el pan rallado.
  5. Ahora solo te quedará freçirlas y colocarlas en la mesa para servirlas y entusiasmar a todo el mundo.
A %d blogueros les gusta esto: