Cuida tu línea… ¡A la parrilla! Hoy: Brochetas de pollo con hortalizas

Cuida tu línea pasando una divertida tarde con tus amigos o familia y preparando estas deliciosas brochetas de pollo y hortalizas a la parrilla, que sin duda, os encantarán a todos, y apenas aportarán grasas ni calorías a tu dieta.
¡Cuidar tu línea puede ser mucho más fácil de lo que te creías! Cuida tu línea... ¡A la parrilla! Hoy: Brochetas de pollo con hortalizas Para la receta del apartado de dietas, hoy te propongo que cuides tu línea, sin renunciar a un plato exquisito, ideal para preparar y degustar en la compañía de amigos o de la familia.

Y es que con este plato, se os hará la boca agua a todos, y lo mejor, es que además de pasar una tarde divertida en un picnic con la parrilla, combina todas las proteínas con efecto saciante del pollo, con sus escasas grasas, y las vitaminas y minerales de los vegetales que, te ayudarán a mantener a raya esos kilos de mas.

Los ingredientes para estas brochetas son muy sencillos y además, también versátiles, ya que puedes modificas o añadir alguno a tu gusto para así innovar y mezclar y descubrir nuevos sabores y texturas.
¡Sé una chef creativa!

Sin más demora te detallo a continuación la lista de lo que usaremos:

  • 400 grs de pechugas de pollo
  • 400 grs de cebolla
  • 400 grs de pimiento verde
  • 400 grs de tomate
  • Sal

Y ahora te detallo con estas pautas su sencilla elaboración y presentación para que dejes a todos sorprendidos cuando aparezcas con la fuente de los entrantes. ¡Toma nota!

  1. Corta las pechugas de pollo en cuadraditos de 3 centímetros y aparte troza las cebollas, los tomates y los pimientos también en pequeñas porciones.
  2. En un pincho especial para brochettes coloca un trozo de pollo, un trozo de cebolla, otro de pimiento verde, otro de tomate y luego vuelve a repetir el orden de los ingredientes hasta finalizarlos.
  3. En una parrilla y cuando esté bien caliente coloca el brochette, dándolo vueltas hasta que observes que esté cocido. Agréga a cada brocheta un poquito de sal y colócalas en una bandeja.

¡No tardes en llevárselas a tus invitados, su sabor es mucho más irresistible si las mantienes calientes!

A %d blogueros les gusta esto: