Dieta low carb

Dieta low carb

Varias dietas en una

El Low Carb no consiste en una única dieta en particular sino que es una corriente de tipo dietético que incluye distintos regimenes, pero ¿como surgió esta dieta? La dieta Atkins que se basa en el consumo de muchas proteínas  pero de pocos carbohidratos, así como en la idea de una alimentación  que sea muy rica en pescados, carnes y quesos  ya que además de quitar el hambre, estos alimentos logran evitar que los azúcares se puedan convertir en grasas  y lleguen a obstruir las arterias, dio como origen esta nueva corriente en la dietética.

¿Como seguirla?

Tan sencillo como adoptando una serie de menús, de recetas y de productos que sean bajos en carbohidratos basándose  en dos mecanismos que consiguen que estas dietas lleguen a provocar pérdidas efectivas de peso por su inducción a la cetosis y la reducción de carga de glucosa en la sangre.

Y es que este tipo de regímenes son los responsables de la cetosis que es un proceso que se caracteriza por tener un exceso en nuestro cuerpo de acetona lo que se produce por no poder conseguir la energía de los carbohidratos por lo que el organismo quema sus propias reservas adiposas que conlleva una reducción de la grasa corporal y del apetito.

Las personas partidarias de estas dietas eliminan los carbohidratos que suelen provocar niveles más altos de insulina en la sangre ya que el exceso de esta hormona engorda y resulta además nocivo para nuestra salud.

Los resultados

La estrategia de esta dieta es la de reducir la ingesta de alimentos para de esta manera consumir menos calorías. En el caso concreto de la dieta Low Carb lo que se reduce de una manera drástica es un grupo de alimentos determinados, como son los hidratos de carbono, por lo que se frena el aporte de calorías. También se saca partido del gran efecto saciante con el que cuentan las proteínas.

El resultado que se obtiene dependerá del balance diario que se hace entre las calorías recibidas con la dieta y las que se hayan quemado con la actividad física y nuestro metabolismo basal.

Si son mas las calorías quemadas que las ingeridas, conseguiremos adelgazar, si por el contrarios consumimos más de las que quemamos, engordaremos.

Aunque resulta sano intentar evitar esos carbohidratos que proceden de los refrescos, de las galletas o de los dulces, al aportar calorías vacías puesto que engordan sin alimentar, no es sano evitar o eliminar los carbohidratos procedentes de las legumbres, de las verduras, de las frutas y de los cereales integrales, ya que estos alimentos aportan un mínimo de glucosa que es necesaria para que los tejidos musculares y nervioso funcionen, además de contener fibra que ayuda a eliminar las toxinas, a prevenir el estreñimiento así como el cáncer de colon.

A %d blogueros les gusta esto: