Cuidar el colesterol de tus hijos.

Aunque tal vez pienses que se trata de un problema que afecta solo a los adultos, el colesterol puede causarle serios tratornos a tu hijo si no tienes en cuenta la alimentación nutritiva y ana que debe de realizar ya desde una edad temprana.Así que en este artículo analizaremos… Cuidar el colesterol de tus hijos. Aunque tal vez pienses que se trata de un problema que afecta solo a los adultos, el colesterol puede causarle serios tratornos a tu hijo si no tienes en cuenta la alimentación nutritiva y ana que debe de realizar ya desde una edad temprana.
Así que en este artículo analizaremos y comprenderemos un poco más sobre el colesterol, y te daremos unos cuantos consejos y trucos para poder mantenerlo siempre bajo.

Qué es el colesterol:

El colesterol es una sustancia de consistencia similar a la cera que se fabrica en el hígado. Es uno de los lípidos, o grasas, que fabrica el cuerpo y se utiliza para formar las membranas celulares y algunas hormonas.

Aunque usted no volviera a probar los helados o las hamburguesas con queso en su vida, su cuerpo fabricaría suficiente colesterol para funcionar bien. Eso es porque el hígado fabrica suficiente colesterol para que el cuerpo funcione correctamente. De hecho, el hígado produce aproximadamente 1.000 miligramos de colesterol cada día. El resto procede de los alimentos que ingerimos.

Aunque las verduras y hortalizas, las frutas y los cereales no contienen colesterol, los siguientes alimentos de origen animal sí lo contienen:

  • yema del huevo
  • carne
  • volatería
  • marisco
  • productos lácteos (incluyendo la leche, el queso y los helados)

10 Trucos para conseguir mantenerlo en su correcto nivel:

  1. Conozca su concentración de colesterol y, si es alta, solicite que se la analicen a su hijo.
  2. Sigan una dieta rica en fruta, verdura y cereales integrales.
  3. Elija carnes magras y alternativas vegetales como fuentes de proteínas, así como pescado, legumbres (alubias, guisantes, lentejas), tofu y otros derivados de la soja.
  4. Lea el apartado de información nutricional de las etiquetas de todos los alimentos que las lleven a fin de limitar la ingesta de colesterol y de grasas saturadas y trans. Las recomendaciones dietéticas para el año 2005 de la American Heart Association (AHA) (Asociación Cardiaca Americana) incluyen mantener la ingesta de grasas al 30%-35% en los niños de dos a tres años y al 25%-35% en los niños de cuatro años en adelante, debiendo ser la mayoría de las grasas de tipo insaturado, como las de los frutos secos, el pescado y los aceites vegetales.

    En los niños de más de dos años y los adolescentes, la AHA recomienda limitar:

    o el colesterol a menos de 300 mg diarios
    o las grasas saturadas a menos del 7% de las calorías ingeridas
    o las grasas trans a menos del 1% de las calorías ingeridas.

  5. Elija leche y productos lácteos desnatados y semidesnatados.
  6. Manténgase alejado de las grasas sólidas. Utilice aceites vegetales para cocinar y margarina blanda para la mesa.
  7. Limite las bebidas y alimentos con azúcares añadidos.
  8. Limite los platos precocinados y sirva tentempiés saludables, como la fruta fresca, la verdura untada o bañada en aliños o salsas bajos en grasas, las palomitas bajas en calorías y el yogur semidesnatado.
  9. Haga mucho ejercicio. El ejercicio ayuda a aumentar la concentración de colesterol HDL en sangre —¡lo que es muy bueno! Los niños de dos años en adelante y los adolescentes deberían estar físicamente activos por lo menos 60 minutos cada día.
  10. Convierta el estilo de vida saludable en un asunto que incumbe a toda la familia. Los niños no suelen ser los únicos que están en situación de riesgo, de modo que es importante que toda la familia haga un esfuerzo para vivir de forma saludable. Los pasos que dé para mejorar el estilo de vida de su familia pueden tener un efecto positivo en la salud familiar no sólo en el presente sino también de cara al futuro.
A %d blogueros les gusta esto: