Dieta del té verde para perder peso rápidamente

dLa dieta que vamos a mostrar a continuación es perfecta para deshincharte y para depurarte y sobre todo para aquellas personas que desean perder peso con rapidez.

El té verde, como seguramente sabrás, es uno de los elementos naturales más importantes que existen a la hora de querer perder esos kilos de más, ya que es un excelente quema grasas que ayuda a eliminar los líquidos retenidos, por ser un buen diurético, además de ser antioxidante y otras cosas más. Por esta razón es por lo que se ha llegado a convertir en uno de los aliados preferidos para adelgazar. También se puede tomar como un eje central en una breve dieta de ataque, es decir, cuando se desean quitar unos kilitos de más rápidamente.

La dieta

La idea de la dieta siguiente es actuar rápido y de una manera depurativa, activando el metabolismo y eliminando esos líquidos retenidos, además de depurar el cuerpo rápidamente. Por todo ello lo mejor es recurrir a una dosis de té verde importante, (un litro), junto con una alimentación correcta que lo acompañe y que sea bien hipocalórica. Hay que recordar que comer sin nada de sal o con un poco de sal pero reducida en sodio, ayudará también a limpiar el organismo mucho más rápido.

Evidencias de que el consumo de té verde sirve para adelgazar

Según estudios realizados en diferentes universidades del mundo, las catequizas que contiene el té verde, aumentan el metabolismo lo que favorece la quema de las grasas. Además por su acción estimulante, la cafeína que contiene el té verde, tiene un efecto inhibidor del apetito.

Otras investigaciones llevadas a cabo en Tailandia sobre una población con sobrepeso, han encontrado que el consumo de esta bebida provoca una significativa pérdida de peso, que se atribuye a sus propiedades termogénicas.

¿Cómo realizar esta dieta?

A la hora del desayuno se debe tomar un batido verde y una taza de té verde. A la hora de la comida una receta que sea Light, por ejemplo, una pechuga de pollo sin grasa y cocida, acompañada de verdura, preferiblemente crudas. De postre una pieza de fruta. Una taza de té verde una hora antes de la comida o bien una hora después de ésta.

Por la tarde una taza de té verde y una manzana, melocotón o pera, junto con un yogur.

Para cenar una pieza de pescado al vapor con una ensalada. La taza de té, al igual que en la comida, se tomará una hora antes de la cena o una hora después.

Esta dieta no se debe seguir más de cinco días y es fundamental que se acompañe con un consumo de agua elevado, como mínimo de un litro y medio diario y que se realice algo de ejercicio físico.

Aunque esta dieta incluye el consumo de cuatro tazas de té verde cada día, los estudios realizados demuestran que con dos o tres tazas diarias se pueden conseguir beneficios adelgazantes.

 

A %d blogueros les gusta esto: