La dieta del limón

ssEsta diete puede realizarse para bajar peso de una manera rápida, pero no debe alargarse nunca más de cinco días ya que al ser muy estricta, puede llegar a provocar algún tipo de desequilibrio.

El limón

Este alimento es el que más se debe consumir durante el tiempo que dure esta dieta, aunque también pueden consumirse diferentes verduras, carnes y frutas que se irán incorporando poco a poco.

Esta dieta puede realizarse durante dos veces al año con el propósito de adelgazar o solamente para depurar el organismo de todas las impurezas que se van acumulando por  el consumo indebido de ciertos alimentos.

¿Cómo se debe realizar esta dieta?

El lunes, durante todo el día, hay que beber zumo de limón diluido en agua templada. A la hora de la comida y en la cena, se deben consumir verduras cocidas como por ejemplo espinacas, acelgas, zanahorias, calabacines o calabaza. Las patatas no se pueden comer.

El martes en el desayuno y en la merienda hay que tomar un té con limón y a media mañana y a media tare un pomelo o una naranja. A la hora de almorzar hay que ingerir dos vasos de zumo de limón en agua templada, una ensalada de zanahoria, berro y tomate y dos rodajas de piña como postre. Para cenar otros dos vasos de zumo de limón en agua tibia, un plato de arroz integral con un huevo cocido y una pera.

El  miércoles a la hora de desayunar y de merendar, un té con limón. Una naranja o un pomelo a medida mañana y a media tarde y para almorzar una pechuga de pollo a la plancha, un tomate con aceite de oliva y una pizca de sal, dos vasos de zumo de limón con agua y una manzana.  A la hora de cenar otros dos vasos de zumo de limón en agua templada, un puré de calabaza, una ensalada de tomate y lechuga y unas quince fresas.

El jueves para el desayuno y la merienda un té con limón y a media mañana y por la tarde una naranja o un pomelo. En la comida una porción de pescado a la plancha con un poco de limón, una ensalada de berenjena, dos vasos de zumo de limón con agua y dos rodajas de piña. Para cenar unos calabacines rellenos de queso y de arroz integral, un puré de zanahorias, dos vasos de agua con zumo de limón y una pera.

El viernes a la hora de desayunar, en la merienda, a media mañana y a media tarde, se debe ingerir lo mismo que en días anteriores. A la hora de comer, igualmente, se deben beber dos vasos de zumo de limón con agua templada más una porción de carne de ternera, una ensalada de lechuga con tomate y pepino y una manzana. A la hora de cenar, una porción de pollo sin piel y asada al horno, un poco de espinaca gratinada, dos vasos de zumo de limón mezclada con agua tibia y dos rodajas de melón.

No hay que olvidar que se puede tomar todo el zumo de limón que se desee a lo largo del día, pero eso sí, siempre con agua tibia. Lo recomendable en cualquier caso, es tomar entre seis y ocho vasos al día,

Para que esta dieta de los resultados deseados hay que tener en cuenta que tan solo se puede ingerir lo que se ha recomendado anteriormente. POr supuesto, además de realizar esta dieta, hay que comenzar a hacer algo de ejercicio de una forma habitual, como por ejemplo caminar durante treinta minutos cada día.

 

A %d blogueros les gusta esto: