Distribuir baños pequeños o amplios

La distribución de muebles de baño depende casi completamente del espacio y forma de la habitación que se va a utilizar, pero también hay que tener en cuenta otras variables importantes, como las distancias mínimas entre sanitarios. Por ello, a continuación se especifican dichas medidas, junto con algunas ideas para la repartición de muebles de la forma más efectiva y cómoda de acuerdo a cada necesidad y gusto. Distribuir baños pequeños o amplios Baño con medidas mínimas

Medidas de sanitarios: los sanitarios estándares del mercado ocupan por lo menos 70 centímetros de profundidad y requieren unos 20 centímetros de separación para usarlos con comodidad. También hay modelos de lavamanos de 30 o 50 centímetros de ancho como mínimo, e inodoros de 60 centímetros, y a su vez platos de ducha de 60 centímetros cuadrados.

Ubicación de los muebles: una ubicación idónea si se carece de un espacio amplio, es colocar el lavabo frente a la puerta. Si la habitación es cuadrada, lo mejor es dejar libre la pared en la que está la entrada, de esta manera se tendrá espacio para circular sin obstáculos en el camino. Lo usual es ubicar la ducha en una esquina, de preferencia angular.En baños alargados y estrechos se deben situar los sanitarios a lo largo, dejando el fondo para la ducha, o en caso de que sea posible, una bañera.

Espacio de guardado: la solución para introducir espacio de guardado es colocar una cajonera debajo del lavabo, o se puede optar por un vanitory que ya integra ese espacio de almacenamiento. También se puede colocar una estantería pequeña si sobra espacio en una esquina, o sobre los sanitarios. Pero no es recomendable colocar nada sobre los espacios cercanos a la ducha o bañera por la humedad constante que recibirá esa zona.

Baños más amplios

Baño ancho: Si se posee una habitación de baño ancha se puede elegir una distribución en «U», ya que servirá para aprovechar el espacio al máximo.Se puede colocar hacia una de las paredes la bañera o ducha, en la más angosta el inodoro y en otra, en lo posible la pared que enfrenta la puerta, el lavabo con los muebles de baño para tener una zona de almacenaje.

Baño cuadrado: si se dispone de una habitación cuadrada, se puede destinar cada pared a una función o servicio. Ubicando en un lado la bañera o ducha, el inodoro en frente y al fondo el lavabo. Agregando en espacios libres los muebles de almacenaje.

Baño Alargado: Si la habitación es alargada, lo mejor es utilizar una disposición en «L». En la pared más larga se pueden ubicar los sanitarios, incluyendo el lavabo, y al fondo la bañera o ducha. También se puede utilizar como recurso una división aprovechando la forma del baño, de manera que la ducha o bañera quede aislada del resto del baño, lo que puede ayudar a no humedecer todo el ambiente y dar cierto toque estético.

A %d blogueros les gusta esto: