Divertidas cabezas hechas con huevos

Nuestra manualidad de hoy está basada en un producto que todos tenemos en casa: huevos. Divertidas cabezas hechas con huevos El resultado de la manualidad son unas divertidas cabezas que podemos regalárselas a los más pequeños de la casa, y, si lo preferimos, usarlas como objetos de decoración.

La manualidad tiene infinitas posibilidades, pero nos hemos centrado en las cabezas de personajes.

Materiales para su elaboración:

–    Huevos
–    Buril
–    Pintura acrílica
–    Pincel
–    Pegamento
–    Hilo de lana (para el pelo)
–    Tapones de brick
–    Cartulinas de colores

Manos a la obra:

1)    Lo primero que vamos a hacer es vaciar el huevo. Para ello nos ayudaremos del buril, haciendo un agujero en la parte de arriba del huevo. Ahora le damos la vuelta al huevo y volvemos a realizar otro agujero.
2)    Para vaciarlo, soplaremos por uno de los agujeros que hemos hecho y así saldrá todo el contenido del huevo por el otro.
3)    Una vez vacío, lo limpiaremos bien con agua, por dentro y por fuera.
4)    Vamos a pintar el huevo, para lo cual debemos decidir de qué color será la cabeza del personaje. La pintaremos entonces en consecuencia.
5)    Una vez pintada y seca, vamos a darle los rasgos faciales, para lo cual podemos guiarnos por la foto que hemos puesto o, con tu creatividad, inventar nuevos rasgos.
6)    Para que el huevo tenga una base más sólida, vamos a pegarle en la parte de abajo un tapón de tetra-brick, con lo que se podrá quedar de pie.
7)    Sólo nos falta el pelo, que lo haremos con un poco de hilo de lana. En este caso piensa también qué color de pelo deseas que tenga el personaje y elige los colores en concordancia.
Y ya tenemos nuestra cabeza de huevo.

A %d blogueros les gusta esto: