Colgador con un gusanito de colores

Material para crear el colgador:

FIMO de seis colores distintos, más blanco y negro.
Fornitura tipo bastón con anilla.
Un cuelga móvil con anilla.
Alicates de corte
Pagamento.
Cúter Colgador con un gusanito de colores

A través de las explicaciones de este artículo, podremos crear un colgador para el móvil muy decorativo y vistoso, que también podremos llevar en la mochila, en la cartera o colgarlo en cualquier sitio donde nos parezca conveniente.

Material para crear el colgador:

– FIMO de seis colores distintos, más blanco y negro.
– Fornitura tipo bastón con anilla.
– Un cuelga móvil con anilla.
– Alicates de corte
– Pagamento.
– Cúter

Paso por paso:

Para empezar, cogeremos seis trozos de la pasta fimo (menos negro y blanco), procurando que sean iguales y haremos con cada una de ellas una bolita del tamaño de un garbanzo, procurando que el que vaya a corresponder a la cabeza sea un poco más grande.

Con las primeras cinco bolas construiremos el cuerpo. Para ello hay que aplastar una de las puntas, tal como se ve en la foto.

Después colocamos la “bola cabeza”, sobre la bolita que hemos aplastado y una vez adherida, seguimos uniendo las bolas del cuerpo.

La última bola la aplastaremos por un lado, para simular la terminación del cuerpo y formando la cola del gusanito en forma redondeada.

Ahora es el momento de hacerle los ojos. Para ello, cogeremos dos trozos pequeñitos de fimo blanco y otros dos de negro, procurando que los trozos de negro sean más pequeños que los del fimo blanco.

Haremos cuatro bolitas que van a representar los ojos, así pues calcula la cabeza del gusanito y obra en consecuencia!!

Prepara un papel para poder trabajar encima de él. Cuando tengamos las bolas blancas, las aplastamos un poquito sobre el papel, simulando el blanco de los ojos del gusanito y después ponemos las bolitas negras encima, aplastándolas también. El resultado será como el de la foto. Una vez terminado no nos será difícil quitarlas del papel y las colocaremos en la cabeza del gusanito. Para darle más expresión a su cara podemos hacerle una boca con el cúter.

Ahora vamos a proceder a incrustar la fornitura en la parte alta del gusano, intentando que quede en lo más alto del cuerpo, pero sólo para hacer el agujero. Debemos sacarlo de nuevo y no dejarlo dentro, ya que “vamos a cocinar” a nuestro gusanito.

Ahora ponemos nuestro gusanito en el horno durante 20 minutos a 130 grados. Cuando lo saquemos lo notaremos un poco blando, pero no nos debe de importar, ya que cuando esté frío se pondrá duro.

Para terminar, cogeremos de nuevo la fornitura, la cortaremos al tamaño adecuado y la impregnaremos de pegamento, insertándola en el orificio anteriormente realizado. Pondremos el cuelga móvil en la fornitura y ya está listo.

 

A %d blogueros les gusta esto: