El mayor enemigo de la juventud: acné

Los granitos para cualquier mujer es un enemigo que muchas veces no saben como combatir y en medio del desespero recurren a «soluciones» que les complican mas la infección. Por eso hay que conocer el origen del acné, los tratamientos más comunes y si puede llegar a haber una complicación para buscar la ayuda de especialistas. El mayor enemigo de la juventud: acné De todos los jóvenes existentes, el 85% ha sufrido de un mal que no solo genera mal aspecto físico o incomodidad sino que también si se complica crea infecciones o daños emocionales. Los jóvenes entre los 12 y 17 años son las principales víctimas y aunque a algunos les pueda durar mucho tiempo, afortunadamente se puede combatir. 

Las zonas que más afecta el acnés son inicialmente el rostro, la espalda, el pecho y a veces los brazos y la edad más propicia y hasta molesta es la llamada pubertad que se hace presente justo en los momentos menos esperados como una reunión de grado, una cita con los amigos o el novio o hasta un paseo en donde  es bastante incomodo exhibir un vestido de baño por pena a que los granitos sean observados. El problema es que la mayoría de los chicos recurren a  métodos que maltratan la piel y generan infecciones usando frecuentemente sus uñas que son uno de los principales focos que alojan bacterias y por medio de ellas se transmite al rostro. 

Muchos creen que la comida tiene que ver y una dieta mal llevada puede generar su aparición y para algunos puede ser cierto porque tienen cierta alergia a determinados alimentos, por ejemplo los que son ricos en grasa como los frutos seco o hasta el aguacate, incluyendo la leche y el queso, pero no quiere decir que toda la comida les haga daño y solo deban consumir agua o vegetales, porque sería irse a los extremos.  Aunque es cierto que deben comerse en porciones considerables y sobre todo el consumo de agua mejora el estado de la piel, también hay que tener en cuenta que la presencia de granitos es debido en su gran mayoría a los cambios hormonales que presenta cualquier ser humano.Además hay cuidados que pueden llevarse a cabo para minimizar el exceso de grasa, la acumulación de células muertas y la obstrucción de los poros. 

Lo más frecuente y natural es el uso de vaporizaciones para expulsar fácilmente los puntitos negros sin necesidad de pellizcarse, las mascarillas de frutas e ingredientes naturales que benefician la textura e hidratan evitando que aparezcan manchas y controlando las líneas de expresión. Para los casos más complejos es necesario recurrir a la ayuda de un especialista pues muchas veces se cae en el error de probar miles de métodos que les recomiendan amigos o vecinos pero no todos los tratamientos funcionan igual en todos, es así como en vez de encontrar una solución se crean un problema más grande. 

Es bueno realizar una exfoliación por lo menos una vez por semana ya sea con las vaporizaciones, las cremas o las mascarillas que en aproximadamente 4 semanas empezaran a dar resultados. También hay soluciones de tipo estético como la fototerapia en las cuales se aplica la luz y laser para minimizar la aparición de granitos, el dolor y las cicatrices. 

A %d blogueros les gusta esto: