Aprende a evitar las puntas abiertas

1Lo más seguro es que hayas probado infinidad de productos especiales para las puntas abiertas, como por ejemplo sérums o acondicionadores y aún así, se te siguen estropeando cada muy poco tiempo. Por eso te vamos a dar algunas claves para evitarlas de una manera natural y poder lucir una melena hidratada, saludable y larga.

Aplicar aceite vegetal

Hay que olvidarse de los sérums químicos que además de ser caros, proporcionan hidratación solo mientras se llevan puestos. Por eso te vamos a proponer que los sustituyas por un poco de aceite vegetal nutritivo del que solo vas a necesitar un par e gotas para lograr unas puntas saludables. Prueba con el aceite de argán, de jojoba o de coco.

Cortar las puntas cada tres meses

Seguramente preferirías no tener que cortarte las puntas pero si te cortas solo medio centímetro cada tres meses, no vas a notar el corte y tu pelo en cambio, va a continuar creciendo más saludable y fuerte. De esta manera vas a evitar tener que cortarte un trozo más grande más adelante. Elige a poder ser un día de luna llena, que son los que más favorecen la salud capilar.

Champú natural

Los champús que contienen sulfatos, aunque limpian más profundamente y dejan el pelo maravilloso el primer día, tienden a estropear y a resecar el cabello, especialmente las puntas.

Por ello re recomendamos que elijas un champú suave que esté libre de sulfatos y que solo te laves el cuero cabelludo. No apliques en las puntas el champú ya que la espuma que consigues limpiará todo el cabello.

Mascarilla en seco

Aunque queremos utilizar productos que funcionen, lo cierto es que solemos tener prisa y los fabricantes lo saben por eso en las instrucciones se suele poner el tiempo de utilización que no suele ser mayo de cinco minutos. Pero lo cierto es que para que una mascarilla haga el efecto que se desea, lo ideal es aplicarla en seco y dejar que actúe durante diez minutos como mínimo.

Puedes aplicártela mientras estás realizando otras cosas o bien dejar que actúe durante toda la noche para enjuagarte al día siguiente por la mañana en la ducha.

Cepillo adecuado

Es fundamental elegir un buen peine para la prevención de las puntas abiertas, y no nos estamos refiriendo a un peine profesional caro, si no a un peine de madera o uno de cerdas naturales. Con estos peines no se daña el cabello ni tampoco se produce electricidad estática, algo que sí sucede con los peines de plástico o de otros materiales sintéticos.

Al acostarte cada noche debes cepillar todo el pelo con cuidado desde la raíz hasta las puntas para que los aceites del cuero cabelludo las hidraten profundamente.

Planchas y secadores

Intenta evitar los secadores y las planchas de pelo que lo dañan y debilitan haciendo que se vea mucho más frágil, se abran las puntas y se rompan con facilidad. Si aún así vas a comprarte uno de estos aparatos, elige los que menos dañen el pelo como por ejemplo los e infrarrojos y los de cerámica.

Alimentación equilibrada

A veces tener las puntas abiertas también puede ser cuestión de un déficit de minerales, proteínas, vitaminas o ácidos grasos. Cuando faltan algunos nutrientes el organismo se encarga de robarlos del cabello para dirigirlos a otras funciones más importantes. Por eso hay que asegurarse de consumir a diario verduras y frutas crudas, semillas y frutos secos, aguacate, legumbres, pescado azul y cereales integrales.

A %d blogueros les gusta esto: