Reglas de oro para tener un cabello saludable

El cuidado del cabello es fundamental para que luzca sano, brillante y sedoso. Es necesario llevar una dieta equilibrada, lavarlo y enjuagarlo con productos adecuados, utilizar máscaras reparadoras para la noche, productos antitérmicos antes del secado y el planchado, etc. Reglas de oro para tener un cabello saludable El cabello es el marco del rostro y es importante tenerlo siempre arreglado, prolijo y sano. Para ello loss cuidados básicos del cabello son fundamentales. Para que luzca brillante, sedoso y sin frizz, es necesario dedicarle tiempo y utilizar productos adecuados.

Consejos para un cabello hermoso:

  • Lleva una dieta balanceada y beber suficiente agua, es muy importante para la belleza y salud del cabello, ya que el exterior es el reflejo del interior.

  • Utilizar productos que ayuden a controlar el cabello como ceras, gotas para puntas abiertas, productos para el frizz, serums, etc., que sean en base a vitaminas o contengas siliconas. De modo que se logre el efecto deseado al mismo tiempo que se aportan nutrientes al cabello.
  • No utilizar agua muy caliente para lavar el cabello, ya que esta lo vuelve más quebradizo. Usar siempre agua templada.

  • No lavar el cabello diariamente porque se estropea. Pero en caso de ser necesario, optar por un shampoo suave de uso diario y un acondicionador para el tipo de cabello específico.
  • Lavar y enjuagar bien el cabello, realizando el último enjuague con agua fría para darle más brillo y ayudar a que se cierre la cutícula.

  • Secar el pelo presionando con la toalla para que absorba el exceso de agua, pero sin frotar para evitar que se quiebre.
  • Utilizar un peine de diente anchos para peinar y desenredar el cabello cuando está mojado, para evita que se quiebre.

  • Utilizar cremas para peinar y productos antitérmicos antes de usar el secador o la planchita para proteger el cabello del excesivo calor que es la principal fuente de daño.
  • Para secar el cabello comenzar siempre por la parte de la nuca y luego seguir por los costados, colocando siempre el secador a una distancia de 15 centímetros aproximadamente.

  • Cepillar todas las noches el pelo con un cepillo de cerdas suaves, favorece la circulación de la sangre y hace que se vea un cabello saludable.

  • Utilizar productos de tratamiento nocturno de reparación que ayudan a que el cabello recupere su brillo, fuerza y sedosidad mientras se duerme.

  • Recortar las puntas 1 vez por mes para evitar que éstas se abran.

  • Utilizar regularmente una máscara de tratamiento para el cabello, ayuda a mantenerlo hidratado, suave y flexible, evitando que se quiebre con facilidad.

  • Utilizar productos protectores para el cabello para exponerse al sol, con filtro UV, para protegerlo del sol y del agua salada y para ir a la piscina y cuidarlo de  los daños del cloro.

A %d blogueros les gusta esto: