El pez neón, un destello de color para nuestro acuario

Siguiendo el recorrido que empezamos por las variedades más comunes de peces que solemos tener en nuestro acuario, hoy le toca el turno a un pez pequeño pero que le da mucha vistosidad y colorido. Se trata del pez tetra neón, conocido popularmente como neón El pez neón, un destello de color para nuestro acuario El neón procede del Amazonas, y vive en lo que llamamos “aguas negras”, es decir, aguas cuyo contenido en materia orgánica es muy alto. Son aguas blandas y con muy bajo contenido en gérmenes, prácticamente destiladas, lo cual deberemos tener en cuenta al ponerlo en nuestro acuario. Sin embargo, la mayoría de los que tenemos han sido criados en cautividad, con lo cual el pez se ha adaptado al agua de criadero, que es la propia de la zona geográfica.

El neón es un pez pequeño y alargado, con el morro redondeado, que suele medir entre 2 y 5 centimetros. Es de color plateado, y tiene en su parte superior una franja de color azul que le recorre todo el cuerpo y que es la que le da el nombre de “neón”. La zona posterior es de color rojo. Se puede reconocer a la hembra porque es más redondeada y, además, su franja azul está un poco más torcida, siendo también de mayor tamaño que el macho.

En cautividad no suelen vivir más de 5 años, siendo su esperanza de vida en libertad de 10 años.

El agua del acuario deberemos tenerla entre los 22º y los 26º, con un PH entre el 5 y el 6’5. Es conveniente para el neón que el acuario no esté excesivamente iluminado, y que disponga de algunas zonas sombrías, así como de bastantes plantas.

Algo importante a tener en cuenta es que los neones van en grupos, por lo que lo ideal es comprar un mínimo de 10. Ello es muy importante, porque, a pesar de que se trata de un pez muy pacífico, si se siente desprotegido, cosa que ocurre si es un grupo pequeño, se puede volver agresivo con las otras especies.

Como hemos dicho, es pacífico y convive muy bien con otras especies, no siendo nada territorial. Más bien suele ser víctima de otros peces, como los escalares.

Si queremos criarlos son muy importantes las plantas, ya que en ellas es donde ponen los huevos. Suelen poner entre 120 y 200 huevos. Hemos de separar los huevos porque, en caso contrario, los adultos pueden comérselos. Eclosionan a las 48 horas, y los alevines son fotófobos, por lo que deberemos mantener el acuario a oscuras e ir dejando paso a la luz de manera progresiva. No es conveniente juntarlos con los peces adultos hasta los 3 meses.

A %d blogueros les gusta esto: