El platy, un pez pacífico y tranquilo

En un reciente artículo hablábamos de los guppys como una de las especies de peces de agua caliente más resistentes y fáciles de criar. Junto a ellos, están los platys, también muy recomendados para quienes no son muy veteranos en el tema. Hoy les conoceremos un poco, y en próximos articulos iremos acercándonos a otras especies. El platy, un pez pacífico y tranquilo Aunque su gama de colores no es tan variada como la de los guppys, son también muy bonitos. Abundan los anaranjados, con diferentes tonos, aunque los podemos encontrar de otros colores, como azul, marrón, verde o blanco, entre otros.

De promedio, el platty macho mide unos 3’5 cm., mientras que la hembra puede llegar a los 6 cm. Su forma es alargada, y les caracteriza su vientre, que es más convexo que su parte superior. Provienen de países como Honduras, México o Guatemala.

Se trata de uno de los peces más pacíficos, no tiene ningún problema en cuanto a su convivencia con peces de otras especies, a no ser que le ataquen.

Para el platy, la temperatura ideal es entre los 18º y los 28º. Le favorecen las aguas duras, siendo además importante para él que en el acuario tengamos plantas.

En cuanto a su reproducción, es un pez ovovivíparo. La hembra puede tener en una puesta entre 10 y 80 huevos, a los cuales abandona, por lo que si queremos criar deberemos estar al tanto para nosotros, para apartarlos en una paridera y evitar que otros peces devoren a los alevines.

A %d blogueros les gusta esto: