Es difícil, pero posible actuar contra el maltrato

La violencia intrafamiliar y mas aun la agresión contra la mujer es uno de los dolores de cabeza mas grande de las sociedades defensoras de derechos y entidades a cargo de la protección social. Y el problema se acentúa cuando las chicas viven perplejas de miedo y no pueden actuar para defender sus derechos. Es difícil, pero posible actuar contra el maltrato Es absurdo que con la libertad de pensamientos que vivimos en esta época, aun se sigan presentando casos de violencia y abuso contra la mujer. Y lo peor es que ya no solo se atacan a mujeres adultas, pues hasta las niñas, las adolescentes y las mujeres de la tercera edad sufren estos maltratos.Lo paradójico es que aunque hay algunos movimientos y leyes, estas últimas no tan bien establecidas, que luchan contra este tipo de agresión, se predican en todos los países, pero el índice de violencia es cada vez mayor.

Y el asunto se complica cuando existen ciertos territorios, en donde la fuerza, los golpes y la agresión son el pan de cada día, pues sus costumbres y formas de crianza exhiben a la mujer como elemento de servicio y placer, pero  no como un ser humano, es por ello que pueden sufrir desde una golpiza, pasando por violaciones y llegando hasta mutilaciones como castigo por “desobediencia”.

También muchas personas se preguntan cómo es posible aguantar esta situación?, porque no huyen de aquellos hombres que las agreden?, que las retiene a su lado o en el lugar donde viven?, o que temen para no actuar a tiempo y aguantar cuantos años más?Pero pocos saben cómo es realmente las vivencias diarias de estas mujeres, que no pueden salir porque los hombres con los que conviven son excesivamente machistas, generalmente consumen grandes cantidades de alcohol, las amenazan con hacerles daño a sus hijos, o simplemente dejarlas si no se aprenden a comportar o a dejarse golpear. Sobre todo esta última situación es frecuente en las jóvenes, que enamoradas, aceptan cualquier tipo de agresión.

En el caso de las mujeres de la tercera edad, son afectadas por sus propios hijos, quienes al ver la condición de su madre y que ya son independientes y “grandes” tienen el derecho a agredir a quienes les dio la vida, todo porque no les da dinero, no los complació en algo, o hablo trato de aconsejarlo en algo que le parecía mal.Para las niñas, son los padres quienes abusan de su autoridad y pueden tener una personalidad muy agresiva e imponente, llegando a causar grandes daños a sus pequeñas, como maltratos físicos, sicológicos y si son excesivamente controlados por su forma de ser, pueden llegar a causar la muerte a las criaturas.

Por qué no actúan?

Primero es el miedo lo que las lleva a no hablar, seguidos de la falta de información y la falta de recursos, pues dependen económicamente del hombre y no pueden alejarse, así que prefieren soportar. Lo bueno es que la publicidad se está encargando a pasos agigantados de dar a conocer información importante contra el maltrato y la violencia en mujeres, toda controlada por entidades gubernamentales , asociaciones y fundaciones, que apoyan su libertad, castigan los abusos y orientan sobre este tipo de casos.

Si se convive con el agresor, lo importante es siempre tener una persona de apoyo ya sea externa a quien pueda confiársele la situación y pueda actuar de manera inmediata, si a la chica le queda complicado salir.

A %d blogueros les gusta esto: