Feng Shui en el hogar. Parte II.

Feng Shui en el hogar. Parte II.

Feng Shui en el recibido o entrada

La recepción de una casa refleja la actitud hacia nosotros mismos y hacia los demás y la empatía que tenemos. De igual manera que el universo es una puerta con ida y con vuelta, donde se recibe todo aquello que se da, el recibidor marca esa transición entre el estado de “fuera de la casa” y el de “dentro de la casa”. La calle se relacionan con un espacio Yang y cuando se ingresa en el hogar, se entra en un sitio Ying, es decir estable, protegido y privado. Para armonizar este lugar  deben colocarse objetos con los que poder dar la bienvenida a nuestro hogar como plantas naturales, velas, aromas, flores o fotografías de personas queridas. También es muy importante que la zona esté muy bien iluminada, arreglada y limpia. Es aconsejable tener un mueble o un lugar donde se puedan apoyar las cosas que traemos de la calle, como la cartera, las llaves, los paraguas, etc. y debe evitarse dejar en esta zona facturas impagadas, fotografías de familiares fallecidos o cosas del trabajo.

Si deseamos colocar un espejo en la entrada, deberá tener marco y debe evitarse colocarlo frente a la puerta de entrada, ya que la energía rebotará en él y se marchará a la calla. Lo recomendable es colocarlo en los laterales. El timbre y la llave de la puerta deben funcionar perfectamente y ésta debe abrirse con un amplio gesto dando la bienvenida a quien entre en casa, sin ningún tipo de obstáculos ni de ruidos de bisagras. Se puede pintar la entrada con tonos pasteles como el salmón o el melocotón.

Feng Shui en el salón

El salón es el corazón de todas las casas ya que es el principal lugar donde nos reunimos, por lo que al ser un espacio donde fluye la comunicación, debe estar adecuadamente diseñado y ser funcional, además de proveernos de la suficiente seguridad y privacidad. Es importante evitar los objetos que puedan distraer como una televisión encendida  o muchos muebles. Otros puntos a tener en cuenta para lograr una buena armonía en el salón son:

  • Colocar una luz sobre la mesa para que se ilumine el centro de la misma que puede ser cuadrada, rectangular o redonda.
  • Los colores de las paredes y de la decoración en general es muy importante ya que por ejemplo los derivados del naranja como el melocotón y el salmón, favorecen la comunicación, el blanco indica formalidad y protocolo, el rojo estimula el apetito y el verde consigue crear una atmósfera informal.
  • Hay que evitar que la mesa se convierta en un lugar donde se dejan objetos varios y hay que tener distintos tipos de asientos como mecedoras, sillones, sillas o puffs para que cada persona elija el que más le convenga según su estado de ánimo.
  • Los sillones y los sofás deben encontrarse pegados a las paredes y deben estar alejados de las ventanas y de las puertas.
A %d blogueros les gusta esto: