cuidado de las heridas causadas por Piercings

Los pierceings generan heridas que deben ser cuidadas para lograr una rápida y buena cicatrización y esto debe multiplicarse cuando se presentan infecciones. cuidado de las heridas causadas por Piercings Los piercings y los tatuajes son la moda hoy en día y cada vez son más las jóvenes que acceden a este tipo de decoración corporal pero no todos tienen en cuenta los cuidados después de la apertura de un piercing, de los lugares donde los hacen y del personal calificado para ello, porque incluso hay chicas que caen en el error de auto perforarse, lo cual es muy peligroso. Cuando se elabora una perforación en cualquier parte del cuerpo hay que tener en cuenta que es una herida y que esta propensa a infectarse, inflamarse y que no todos los lugares donde se pone alguna de estas joyas van a asimilarla y es probable que la expulse por sí mismos y sin molestia alguna, pero ya se sabrá que para más adelante no se podrán ubicar en el mismo lugar.

Hay que tener cuidados esenciales como el no consumir bebidas alcohólicas, realizar la desinfección diaria por lo menos durante una semana y dependiendo del lugar donde fue puesta la joya, no consumir alimentos irritantes como la carne de cerdo o mucha grasa, además evitar visitar piscinas o tomar el sol porque puede haber contagio de bacterias y que sea necesario quitar el piercing. La limpieza debe hacerse dos veces al día, una después del baño y otra en las horas de la tarde, casi un tiempo antes de irse a acostarse. El jabón sin perfume y antiséptico pueden funcionar, también los limpiadores a base de yodo y alcohol muy ocasionalmente para desinfectar. Hay algunas zonas que requieren más atención como la ceja, el pezón, surface, genitales, los labios y las orejas porque su curación puede demorar más tiempo.

A veces por gusto se cambian las piezas o las joyas por unas más coloridas o con otras formas, pero hay que esperar un tiempo prudencial para poder hacerlo porque como la herida es tan reciente y el cuerpo aun se adapta al cambio, por lo menos después de uno a dos meses se puede realizar el cambio. Para tener una cicatrización más rápida hay que cuidar constantemente la piel alrededor de la perforación porque además de acumularse sangre y materia,  pueden salir nacidos o una especia de lunares de carne, que son más protuberancias originadas por la postura de la joya y de la falta de cuidado. Cuando no se pueda soltar un extremo de la joya tan fácilmente lo mejor es recurrir al lugar donde lo hicieron ya que los profesionales cuentan con pinzas para soltarlas fácilmente. A veces se puede necesitar retirar la joya para una entrevista o una cita de trabajo, pero la idea es que el orificio no se cierre y mucho menos que si no se puede quitar, se termine rompiendo la piel o creando una hinchazón descomunal.

A %d blogueros les gusta esto: