Frescura y sencillez para tu apartamento en la playa

Para todos aquéllos que tengan la suerte de disponer de un apartamento en la playa para disfrutar de él durante los meses de verano, una consideración a tener en cuenta es que no debe caerse en el error de tenerlo de cualquier manera sólo por el hecho de que se va poco. Frescura y sencillez para tu apartamento en la playa Las viviendas de segunda residencia debemos decorarlas también a nuestro gusto y poniendo en ello los cinco sentidos, ya que con ello conseguiremos sacarles mucho más partido, ya que nos vamos a encontrar más a gusto y, por tanto, nuestra estancia será mucho más satisfactoria.

A la hora de decorar nuestro apartamento en la playa, lo primero que debemos tener en cuenta es que las características más adecuadas que deberíamos otorgarle a la vivienda son dos: frescura y sencillez. Ambos conceptos deberemos tenerlos en cuenta tanto a la hora de elegir colores como materiales.

Procuraremos aprovechar al máximo la luminosidad natural del apartamento, contribuyendo a aumentarla con el uso de colores claros y luminosos en las paredes. Serán muy adecuados los blancos y neutros, pero también puede quedar espectacular una combinación de colores vistosos, como el pistacho y amarillo, o el verde y naranja, si sabemos combinarlo oportunamente, ya que pueden dar a la estancia no sólo una gran luminosidad sino también calidez.

Los tonos azules también pueden resultar muy adecuados para una vivienda costera, pero vigilando la combinación, ya que según cómo se lleve a cabo puede dar a la habitación una frialdad que no nos interesa. Tonos azules claros combinados con blanco pueden ser una buena opción.

Los muebles deberán ser claros, siendo el material más adecuado la madera, que puedes combinar con el mimbre. Y en cuanto a los textiles, dependerán del color de las paredes, siendo muy aconsejable el blanco si las paredes son de color. Si éstas son blancas puedes usar colores como el naranja o el pistacho, o combinaciones a rayas de dos colores, como azul y blanco, verde y blanco, naranja y amarillo o similares. Las rayas son muy adecuadas para dar una sensación “playera”.

En cuanto a los complementos y adornos deberás buscar aquéllos que combinen mejor, siendo recomendables todo lo que dé sensación de naturaleza: las flores, las piedras, las conchas, el bambú….. , no estando de más que procures poner algunos motivos marinos. Y, sobre todo, vigilando no recargar demasiado. Recuerda que una de las características que deberá tener el apartamento es la sencillez.

Hablando de recargar, y dado que al ser un lugar donde sólo se va en épocas concretas no necesitas tantas cosas como en tu casa, procura no poner muebles en demasía para que no resulte agobiante, y, en la medida de lo posible, que no haya muchos objetos a la vista.

A %d blogueros les gusta esto: