Una habitación bien vestida

En una habitación es importante mantener una decoración acorde con la personalidad de quién la habita, pues es el lugar donde plasma su identidad, descansa placenteramente y genera satisfacción, por ello aspectos como la lencería, son importantes para generar resultados óptimos en la imagen del hogar. Una habitación bien vestida Es importante dentro de la decoración de una habitación, elementos que permitan crear contrastes y una nueva imagen fresca y moderna, en este caso, la lencería. Lo bueno de este aspecto, son los materiales, los colores, los motivos y los complementos que hay para generar una solución creativa, llamativa y para diversos gustos.

Como escoger la lencería adecuada

El secreto para la decoración de cualquier cuarto, es buscar una combinación entre el tono base de la lencería y los colores de las paredes. De acuerdo a los gustos, se pueden emplear texturas estampadas o troqueladas.

Con respecto a los materiales, se recomienda el uso de algodón, por comodidad, frescura y absorción de la humedad, para evitar olores desagradables posteriores. Si se emplean otros como seda, pueden ser usados, pero para aplicaciones decorativas o en bordes.

Un conjunto básico de lencería son las sabanas, sobre sabanas y fundas, pero existen complementos como los edredones, las mantas y  tejidos decorativos. El primero es usado generalmente para camas infantiles y juveniles, los siguientes para mujeres y adultos en general.

En cuanto a los colore,s se emplean los tradicionales como el beige y el blanco, aunque el blanco no necesariamente hace alusión a la frescura, pues esta característica la da el material y el tipo de tejido de las sábanas. Una tendencia conocida como Happy chic, recomienda mezclar algunos tipos de estampados, colores clásicos y mezclas llamativas modernas.

Lencería para los más pequeños

Se tienen en cuenta aspectos de protección, abrigo y decoración, por ello hay elementos específicos para el diseño de conjuntos de lencería infantil. Estos son: 
– Edredón: el tendido básico acolchado que generalmente usa contrastes de color altos y motivos infantiles bordados. Se tienen en cuenta diferentes dimensiones para ajustar a distintos tipos de camas, cunas y colchones.

– Bómper: Son unas barritas acolchonadas que se ubican sobre las barandas, para proteger al niño durante los movimientos que realizan en la noche, mientras duermen.

– Cojines: de diferentes tamaños, que permiten acomodar al niño en varias posiciones o decorar su sitio de descanso, por ello vienen en formas comunes como las rectangulares, o motivos relacionados con muñecos y figuras infantiles.

– Sábanas: es básico para cualquier juego de lencería, se fabrican en algodón y son ajustables. Pueden tener aplicaciones bordadas pequeñas o estampados en tonos pasteles.

Para las niñas, se trabajan los motivos de princesas y flores, innovan en el uso de los nombres en los edredones y animales, primando los colores rosados, violetas y pasteles. En el caso de los niños, emplean carritos y motivos de las películas que más llaman su atención como Cars o Kun fu Panda, con  paletas de colores entre los primarios y secundarios y contrastes, tamaños y texturas llamativas.

A %d blogueros les gusta esto: