¡Hogar dulce hogar!

Desde siempre soñamos con la idea de contar con nuestro propio espacio para vivir. Este proyecto existe con nuestras mejores amigas al planear las mejores reuniones en un super apartamento, o más adelante con nuestro amorcito planeando en tener siempre un nidito de amor que compartir. Parece simple, pero en cierto punto durante vario tiempo es inalcanzable, pero cuando llega este momento de felicidad, te encontras a punto de ahogarte en un vaso de agua. Pero no desespereis… ¡Hogar dulce hogar! ¡Al fin llega el momento! Sí, tenes casa propia o alquilada, pero tu casa en fin. Y te encontras con situaciones poco frecuentes que nunca imaginarías, como por ejemplo que te falte un salero, o que peor, no sepas como decorar tu nuevo hogar. Veamos…dejando de lado los trámites y los papeles que por supuesto deben mantenerse al día, te encontrarás en una situación invadida por la adrenalina, perolo primero a hacer es calcular sus dimensiones, las cuales te indicarán por donde comenzar a amueblar el lugar. Remontemosnos al momento en que empacas de la casa de tus padres, olvídate aunque te duela en lo profundo de tu alma, de esos chiches y esas cosas que sólo estorbarán en tu nuevo ambiente. Debés reconsiderar los valores de los mismos y por decir de una manera sútil darle una linda despedida a esos viejos juguetes y/o adornos. Recuerda que ya no habrá nadie que se apiade de ti y te espere con la cena, ni mucho menos te despierte con un dulce llamado a la mañana y descuenta el hecho que se apiaden de ti al cuando partes apurada tenderte la cama, olvídalo todo. Por lo que debés pensar (y seriamente) en tener un buen nidito, una buena cama, y un buen despertador bien chillón que no falle al despertarte. Recuerda que si vas en busca de un buen colchón es recomendable uno firme y confortable. También debes pensar en el prójimo. Te preguntarás de que hablo si es TU casa por fin, pero hablo de las visitas que más que nada, en el comienzo serán bastantes por lo que debes contar con unas sillas, banquetas, bancos, o en su defecto (pero más a mi favor) unos cómodos almohadones en el piso, que le darán una onda increíble a tu hogar. Es por esto que no debes desesperar, ya que no todo es comprar por que puedes hacerte adicta al arte, es decir, puedes hacerte adicta al reciclaje. Apuesto a ello, y sólo trata de buscar buenos materiales, como por ejemplo una tela que cubra los sillones pasados de moda; o por ejemplo estanterias para armar para colocar tus miles de CD’s de música, DVD’s o libros, y que no ocupen espacio, sólo hay que elevarlos. El baño y la cocina, por último, estos son dos puntos débiles porque siempre pasan por alto, pero sin embargo son dos lugares en los que pasaremos mucho tiempo. si por casualidad en el baño tienes mampara, eres afortunada, pero si no es así, deja ese gasto para el mes que viene y aduéñate de una linda y divertida cortina de baño. Y para la cocina si no contas con alacena sólo debes hacerte amiga de los tupper, recipientes, pero sólo ponerle onda para que tenga buena decoración como que sean de colores y formas divertidas.    

A %d blogueros les gusta esto: