La salud de tu pelo

El cabello, de la misma manera que la piel, tiene unas necesidades concretas y un ciclo de vida. Cuidarlo de una manera adecuada durante cada una de las etapas dela vida, es algo fundamental para poder mantener la salud al 100 % para poder presumir de un cabello bonito y brillante. La salud de tu pelo

Cuidados del cabello  durante la infancia

Cuando hay que cuidar el pelo y las melenas de los más pequeños de la casa, no se va a necesitar ningún producto que se salga fuera de lo normal. Tan solo será necesario un champú así como un acondicionador adecuado para los niños. Eso sí, va a ser imprescindible sentar unas bases correctas para su cuidado, como por ejemplo no irse a la cama con el pelo húmedo, ni recogerlo en trenzas, moños o coletas mientras esté húmedo. Un lavado cada dos días será más que suficiente para que puedan presumir de un pelo realmente envidiable.

Cuidados en la adolescencia

En esta etapa es muy normal que las chicas se vuelvan locas por cambiar su look y descubran algunas herramientas de calor. Antes de comenzar  su andadura por los continuos cambios de imagen es necesario advertirles que los tintes alteran a la vez que debilitan la estructura del pelo a largo plazo. Si no es necesario, mejor que no los utilicen. Por otra parte las herramientas de calor como los secadores y las planchas no son nada saludables. Por eso lo mejor es utilizarlas solamente en ocasiones especiales y que sean de buena calidad.

Esta es una buena época para comenzar a proteger el cabello con serums, ya que cuanto más lo cuiden, más bonito lo tendrán dentro de diez años.

Cuidados a los veinte años

Este es el momento para probar diferentes tipos de cortes y de estilos, pero mucho cuidado con las herramientas que se utilizan. A esta edad el pelo se encuentra lleno de vida y mantenerla  durante mucho tiempo depende de cómo se cuide. Una correcta limpieza, una buena hidratación y una excelente protección son los tres pasos  a seguir para un tratamiento completo.

Se deben elegir productos que sean suaves y nutritivos con una concentración alta de micro – nutrientes y de acondicionadores.

Cuidados a los treinta años

A partir de esta edad ya se comienzan a notar algunos cambios en el cabello aunque no nos demos cuenta. Por ello es importante la utilización de mascarillas y cremas capilares que fortalezcan el cabello para poder lucir una melena joven y fuerte desde la misma raíz.

Cuidados a partir de los cuarenta años

Un aspecto delgado, rebelde, deslucido y que se rompa fácilmente son los síntomas más comunes que nos avisan del paso del tiempo. Si el cabello ya ha envejecido, no te asustes, existen productos que nos permiten rejuvenecer nuestro cabello y recuperarlo como si tuviera diez años menos. Uno de los mejores tratamientos que existen para ello  en el mercado, es el tratamiento redensificante intensivo de Pantene que actúa como si se hubieran añadido casi siete mil fibras más a nuestro cabello después de solo un mes.

A %d blogueros les gusta esto: