Las Torrijas, un dulce de toda la vida.

Hoy aprenderemos a preparar este tradicional postre, que seguro llenó de sabor muchas tardes de tu infancia y te recordará a muchos buenos momentos vividos.
La elaboración de las torrijas es absolutamente sencilla, y además aprovecharemos alimentos que han sobrado del día anterior.
Aquí te doy la clave para hacerlas sin complicación alguna y deleitar a todo el mundo. Las Torrijas, un dulce de toda la vida. Hoy te traigo la receta más sencilla de uno de los dulces más tradicionales de la cocina española: La torrijas.

¿Y es que a quién no le recuerdan  su infancia?
Probablemente tu madre, o tu abuela, solía hacértelas los fines de semana, con ese toque tan peculiar y ese punto amargo en su sabor paliado por su dulce azucar caramelizado que se derretía en tu paladar.

Sin embargo, hoy reinventamos la receta de las torrijas, para hacerlas aún más rápidas y sencillas, y que así, tu continúes con la tradición, haciéndoselas a tus peques en las meriendas.

Los ingredientes que usaremos ya los tienes por casa, y además gracias a las torrijas aprovecharemos el pan, que casi siempre suele sobrar del día anterior.

Toma nota porque vamos a ponernos manos a la obra, y aquí te dejo la lista de ingredientes que usaremos para este dulce unico:

  • 1/2 barra de pan del día anterior
  • 1 vaso de leche
  • 2 huevos
  • Azúcar

Y ahora en estos sencillos pasos, te detallo la preparación de este rico y tradicional plato:

  1. Corta el pan en rodajas asegurándote de que sean gruesas.
  2. En un recipiente coloca la leche y humedece un poco las rodajas de pan, sin llegar a empaparlas del todo.
  3. Bate los huevos y reboza las rodajas 
  4. Por último en un sartén con aceite vete friendo las torrijas, dorándolas vuelta y vuelta.

Preséntalas en la mesa en una bandeja con un poco de azúcar espolvoreada por encima, y… ¡a recordar viejos tiempos!

Aquí encontrarás todo tipo de recetas sencillas e innovadoras que te encantarán.

A %d blogueros les gusta esto: