Lidiar con un novio coqueto

El coqueteo es un comportamiento común entre hombres y mujeres pero hay muchos chicos que no saben controlar esta actitud y por eso ponen en riesgo las relaciones y de paso la emoción de las mujeres con las que están Lidiar con un novio coqueto Es común que la mayoría de hombres sean totalmente coquetos, y que a pesar de tener la pareja al lado sean de los que están admirando a otras chicas y peor aun que estas les demuestren algún tipo de interés para intercambiar sonrisas, información y hasta uno que otro abrazo, caricia y demás, obviamente mientras el solo afirma que es una amiga y nada más. Algunas lo aguatan por la confianza pero hay algunos hombres que no tienen límites y fácilmente pueden pasar de un simple coqueteo a una infidelidad. 

Las mujeres por naturaleza son coquetas pero saben hasta donde llegar y lo hacen es mas porque las halaguen, porque los demás vean que están muy bonitas o que se han hecho algún tipo de cambio o tienen algún talento que quieren que sea reconocido, pero no necesariamente para entablar una relación efímera o pasajera mientras tiene otro compromiso. Cuando una mujer tiene que convivir con una pareja extremadamente coqueta, debe también aprender a vivir con su inseguridad, el daño a su autoestima y carácter e incluso con la desestabilidad emocional y mental, pues son muchos los proyectos que se pueden ver amenazados por culpa de este tipo de actitudes. 

Cuando dos personas deciden unirse, deben dejar en claro que tipo de relación se está llevando a cabo, una firme y estable, una pasajera o de aquellas en las que son amigos y pueden tener uno que otro derecho y por la cual no habrá exigencias de por medio, pues de esto depende la libertad con la que un hombre pueda comportarse frente a otras o que definitivamente guarde un respeto por su novia y su relación. Cuando una mujer percibe este tipo de actitudes debe identificar a hombres poco comprometidos con la relación, que precisamente no quieren cosas muy estables y que desafortunadamente deben tener cuidado para no ser lastimadas, no esperar mucho de esa unión o no permitir que las cosas lleguen a un enamoramiento profundo, pues puede salir muy afectada. 

Si se identifica algo como esto, se debe poner un límite desde un principio y no pasar después por una mujer obsesiva y celosa que lo quiere controlar todo, solo que quiere hacerse respetar desde un principio y que él debe saber controlar esas ganas de querer ser el centro de atracción entre todas las chicas, pues si quiere tener pareja es porque no necesita a nadie más, emocionalmente hablando. Si un hombre de verdad quiere a su novia, accederá y no lo verá como prohibición sino como respeto hacia la otra persona y reducirá el nivel de coquetería, para solamente expresar un saludo afectuoso y hasta ahí llega la confianza. También hay que tener en cuenta que la comunicación y la confianza son esenciales y que debe ser de lado y lado, no solamente de uno que exige y da y el otro se ofende y no hace nada por la relación.

A %d blogueros les gusta esto: