Las vacaciones y sus efectos sobre el cabello…

En vacaciones, nos cargamos de energía gracias al sol, pero las exposiciones al aire libe pueden pasar factura Las vacaciones y sus efectos sobre el cabello...

Todos los años, el pelo pasa por la difícil prueba del verano. El sol, la sal, el cloro, la arena y el viento agreden la fibra capilar, resecándola y deshidratándola. El cabello se va degradando hasta el punto que con la llegada del otoño se impone un severo corte de pelo que sane al menos en parte los daños. Sin embargo, es posible hacer frente a estos factores externos y lucir también en los meses estivales, un pelo espectacular.

Combatir la deshidratación: La radiación ultravioleta afecta a la fibra capilar, deshidratándola. Un efecto que tal vez pueda venir bien a los cabellos grasos, pero que resulta fatal para el pelo seco. En este caso se deberá recurrir a productos capilares nutritivos que aporten agentes acondicionadores para compensar la deshidratación.

El cabello mojado: Hay que tener especial cuidado cuando el pelo está húmedo, ya que su queratina pierde gran parte de la resistencia y se rompe con mucha más facilidad. Para evitar enredos, una buena opción es llevar a la playa o a la pileta una máscara sin enjuague y aplicarla con un peine de dientes anchos y con puntas redondeadas.

Consejos para un mejor cuidado:

  • La importancia del lavado: Una vez que se sale del agua, sea de la pileta o del mar, es recomendable enjuagar el cabello con agua dulce con el fin de eliminar los restos de coloro o de salitre. Así mismo, es conveniente lavarlo una vez en casa con abundante agua y un shampoo nutritivo, para aportarle los nutrientes perdidos durante la exposición solar.
  • Bálsamos nutritivo: Si tu pelo muestra síntomas de sequedad, lo mas aconsejable será aplicar un bálsamo nutritivo para después del sol que ayudará a recuperar la suavidad y mejorar la peinabilidad.
  • Tratamiento de nutrición profunda: Después del lavado, es fundamental aplicar un buen tratamiento capilar nutritivo para reparar totalmente los daños y fortaliecer la fibra capilar, preparándola para nuevas exposiciones al sol.
  • Máscara semanal: Es el tratamiento ideal para mantener en condiciones óptimas los niveles de hidratación y flexibilidad del cabello. Un buen recurso de emergencia que ofrece suavidad inmediata al cabello, tanto antes como después de tomar sol.
A %d blogueros les gusta esto: