Los riesgos de la automedicación


La automedicación es una tendencia que se extiende por el mundo cada vez más rápido, pero el problema es que en vez de ser un factor positivo o que en realidad genere algún tipo de mejoras para cada persona, se crean riesgos a mediano y largo plazo.
Las personas que más se automedican son las mujeres y los adultos mayores, y aunque cualquier ser humano corre peligro, los de mayor riesgo son las mujeres embarazadas, o las mujeres y los niños.

stk61417cor

Por lo general se hace para controlar algún dolor que se presenta de manera fortuita o para eliminar algún tipo de malestar como la diarrea. En otros casos, se hace para mejorar el estado de salud y se empiezan a consumir vitaminas de manera indiscriminada.
La mayoría de mujeres cree que solo con tomar una pastilla que ellas creen que controlar su malestar, es suficiente y que después se sentirán mejor. Pero lo que no saben, es que están generando un daño a su cuerpo y es peor cuando lo hacen de manera constante.

Resultados de consumir medicamentos sin control

A veces, un simple dolor, puede ser la principal señal de que algo no anda bien y que es necesario actuar de una manera más adecuada para evitar una enfermedad compleja. El objetivo no es obsesionarse con que se está enferma y llegar al punto de volverse hipocondríaca y visitar al médico cada 3 días, pero si tener en cuenta que ante una señal de malestar, hay que revisar los síntomas y la continuidad de los mismos.

De acuerdo a informes que han hecho instituciones especializadas, los principales errores que cometen las personas son la polifarmacia o el consumo de diferentes medicamentos y al mismo tiempo, lo que puede representar una bomba de tiempo para sufrir de algún tipo de malestar y más cuando llega a presentarse algún tipo de contra indicación a diversos componentes de los medicamentos.

Otro de los errores es el uso excesivo de inyecciones y antibióticos y sin medicación alguna solo para controlar congestiones o malestares. Una vez puede llegar a funcionar, pero dos o más, ya es peligroso y más cuando después de tantas veces de generar este procedimiento, el cuerpo genera resistencia al efecto del medicamento.
Una de las consecuencias más graves de la auto medicación, es la aparición de alergias por reacciones del cuerpo al efecto del medicamento. Dentro de los sistemas que más daños sufren, están el cardíaco, el gástrico, el nervioso y el dermatológico.

Por último, para que las chicas sepan a lo que se exponen, otro de los peligrosos resultados de la medicación sin control, es la dependencia y adicción que pueden desarrollar, lo que puede ser aun más complicado de tratar.

A pesar de que los especialistas y centros médicos se empeñan en hacer campañas para que estos no siga sucediendo, las chicas hacen caso omiso a las recomendaciones, porque creen que ninguno de los riesgos inminentes, puede llegar a afectarlas.

A %d blogueros les gusta esto: