Manual de etiqueta para dormir en pareja

Dormir en pareja no es solo acostarse, dormir y despertar a la mañana siguiente. Se necesitan una serie de normas y reglas en la que se tenga en cuenta no incomodar al otro, no tener comportamientos molestos o que de alguna manera se puedan cambiar o por lo menos controlar. Manual de etiqueta para dormir en pareja Dormir junto con la pareja puede llegar a ser un plan emocionante y es casi obligatorio cuando se formaliza una relación, se van a vivir juntos o se casan. Pero para todo hay ciertas reglas o normas que deben seguirse para  que las cosas funcionen correctamente. Hay que tener en cuenta que los hábitos y buen comportamiento no se llevan a cabo solo en la mesa, en el trabajo o en algo formal, hasta en la hora de dormir. Además, para la pareja, ver cómo se comporta la otra persona a la hora de dormir es importante y da señales de cómo es la personalidad, la forma de ser y ciertas características. Incluso, puede influir en la duración de la relación. 

Lo primero que preocupa es si la pareja ronca, pues es uno de los hábitos más molestos que pueden llegar a tener al lado y más cuando se intenta dormir. A las mujeres es a quienes más cosas les molestan y de acuerdo a una encuentra, el comportamiento que menos les gusta por parte de sus novios, es el exceso de cariño, es decir, muchos abrazos y mimos durante la noche, pues pierden fácilmente el sueño, las desacomodan o les hacen dar mucho calor. Cuando se es novio y dormirán por primera vez, lo primero que una chica percibe es la higiene de las sabanas y le gusta que estén limpias y huelan bien, además, que la cama esté tendida y se vea un orden general en el cuarto. Si se encuentran con una sábana sucia, es probable que se sientan incomodas y hasta asco sientan. 

Las flatulencias la primera vez pueden dejar nerviosa a la otra persona y dejar mucho a la imaginación, pero no quiere decir que no pueda ocurrir por accidente. Aunque ya depende de cada pareja entender si alguno de los dos sufre de problemas del colon o algo semejante que no le permita tener una tranquilidad a la hora de dormir. Pero paradójicamente, son los hombres los que si sienten una incomodidad cuando es la mujer la que sin querer o en medio del sueño, deja salir algunos gases. Por ultimo hay que cuidar algunos detalles que seguramente mejoraran la calidad de vida en pareja y el sueño. 

Entre las preferencias que mencionaron algunas parejas, es que las sabanas siempre estén limpias, que sea posible llegar a desayunar en la cama y más como  un plan romántico, que la cama se convierta en un espacio tranquilo para dormir y no que esté lleno de desorden o de cobijas amontonadas. También prefieren una persona silenciosa a la hora de descansar y mucho mejor que la cama sea de un tamaño grande, para que no tengan que tener contacto durante toda la noche.

A %d blogueros les gusta esto: