Maquillaje perfecto toda la noche

Uno de los inconvenientes que tienen las mujeres en las salidas nocturnas, es lograr que el maquillaje no se corra ni se esfume con el paso de las horas. Pero conseguir un maquillaje duradero e intacto no es imposible, solamente se tienen que tener en cuenta algunos simples consejos. Maquillaje perfecto toda la noche 1. La primera clave consta de la correcta elección y uso de la base, de manera que la piel trasmita frescura y naturalidad. Para lograr este efecto es necesario tener la base adecuada para el tipo de piel que se posee, ya sea seca o grasa. También se debe elegir el tono de base correcto, de manera que sea lo más similar posible al color de tez que se posee o bien ligeramente más clara, pero no más de un tono.
Las bases mate son las más recomendadas, ya que eliminan ese indeseable brillo que se acentúa en las largas noches calurosas o de fiesta. En la aplicación, lo ideal es hacer hincapié (sin abusar) en las zonas más conflictivas, como el mentón, la frente y las zonas laterales de la nariz. Además, se puede optar el uso de polvos traslúcidos luego de la aplicación de la base, ya que ayudan a su fijación e iluminan la piel del rostro.

2. Antes de la aplicación de sombras en los ojos, es importante preparar la zona para obtener una mayor fijación, de manera que se debe aplicar una crema humectante, una base incolora o un corrector de ojeras sobre todo el parpado. La idea es aplicar la sombra cuando la piel se encuentra húmeda, dando por resultado una mayor adherencia del producto.
Para las salidas nocturnas es recomendado utilizar sombras en polvo, esto se debe a que aguantan intactas mucho más tiempo y pueden retocarse fácilmente con cualquier brocha. Si en caso contrario se ha optado por sombras en crema, es importante que solo se aplique una capa muy fina del producto, sino con el paso del tiempo se obtendrá una acumulación del producto en el pliegue del párpado, lo que otorga un efecto de «cuarteado» en los ojos, que es muy desfavorecedor.
En cuanto a las cejas, se las puede mantener perfectas peinándolas con un cepillito específico para ese uso. También se puede optar por delimitarlas con un delineador de ojos si es necesario, e incluso se les puede dar la forma deseada aplicando un poco de vaselina y luego sombra trasparente sin brillo.

3. Para que el color de los labios se mantenga inalterable, es necesario recurrir a técnicas antes y después de la aplicación del labial. Para que el labial se fije mejor a los labios, se puede optar por el uso de delineador de labios como lápiz labial, de manera que se elija el color deseado y luego se unte por todo el labio. Además, si se quieren labios más brillosos, se puede aplicar una fina capa de gloss traslúcido y luego un poco de vaselina bien extendida con un pincel, de manera que se obtenga brillo y fijación por largas horas.

4. En cuanto al rubor, lo más importante es la técnica en la aplicación. Lo ideal es elegir un color rosado claro o bien uno ocre para dar un efecto natural que no le quite presencia al resto del maquillaje. Es recomendado utilizar colorete en polvo y una brocha grande, de manera que se obtendrá buena distribución sin exagerar la cantidad del producto.

A %d blogueros les gusta esto: