Mi pareja me está cansando

Relaciones hay de todo tipo, pero a veces hay momentos en los cuales el hombre puede volverse hostigante por su exceso de «cariño» o porque es muy distante y frío y no parece un novio. Son estos polos los que pueden llegar a cansar a una chica y dejar de lado sus sentimientos a cambio de su tranquilidad. Mi pareja me está cansando Hay momentos en que los hombres se sienten asfixiados por sus parejas pero a las chicas les pasa lo mismo y aunque es con menor frecuencia, puede llegar a ser asfixiantes estar con ese hombre que ya no da tranquilidad sino dolores de cabeza y aburrimiento.  El problema es que no se crean diferenciación de espacios, respeto por las actividades y por sí mismas y hay que tener ciertas actitudes de firmeza, confianza y sobre todo comunicación para identificar que es lo que molesta y la capacidad de poderlo decir. Hay hombres de diversos tipos y cada cual puede conquistar o enamorar a una chica pero no todas las mujeres tienen la actitud para soportar o el exceso de cariño o el exceso de indiferencia. 

Los primeros son los que llaman a cada instante para saber cómo están, que hacen o que necesitan, dejan mensajes de texto, postales en redes sociales o correos electrónicos, envían regalos, dedican canciones, invitan a todo tipo de planes y aspiran a compartir todo tipo de actividades en todo momento, pues perfectamente podrían pasar todos los días de la semana al lado de su enamorada. También trata de involucrarse en el mundo personal de la novia, por ejemplo con los amigos, con la familia y es tal que hasta con los suegros, con los que trata de tener una relación muy amable y cercana.  A pesar de que trata de cuidar a su pareja, tiende a excederse un poco y entonces empieza a volverse algo celoso y controlar cada actividad que se hace cuando está lejos de él. 

Este tipo de actitudes puede llegar a molestar después de cierto tiempo y ellas llegan a pensar que este hombre es realmente es verdaderamente un fastidio o intenso, entonces poco a poco el gusto o el amor se transformará en un cansancio y fatiga. Por otra parte están los hombres un poco mas desprendidos que a pesar de tener runa relación nunca dedican un minuto, una llamada, una visita o un regalo. No tienen tiempo para la pareja pero si todo para los amigos, el dinero nunca les alcanza y tal vez para lo que de vez en cuando aparecen es para tener un encuentro íntimo. Todo esto también puede producir una tristeza muy grande y de paso ir alejando el corazón de un amor que no se demuestra. Lo ideal es hablar a tiempo antes de que todo esto suceda pero no dejar correr la situación y hacerse daño propio o a él, que si es muy cariñoso puede llegar a decepcionarse. 

Hay que hacer las peticiones de manera muy tranquila pero si en cualquier momento no se llega a una solución que mantenga convencidos a ambos, es preferible decir adiós, porque no hay nada más aburridor que tener una pareja que parece más un conocido o que parece una sombra.

A %d blogueros les gusta esto: