Miedo a la soltería

La soltería en la juventud puede asimilarse como normal mientras llega a persona correcta, pero si pasa el tiempo y va llegando la edad y la soledad y no se tiene pareja, puede llegar a ser complicado, sobre todo por las presiones de la sociedad. Miedo a la soltería Las mujeres a pesar de tener muchas cualidades físicas e intelectuales, pueden encontrar o no al hombre de sus sueños o así no sea el perfecto, si con el que dure mucho tiempo y pueda formar una vida en pareja. Pero a algunas a pesar de todo, puede considerarse que les va muy mal en el amor y por eso piensan en la soltería como lo que les depara la vida y por ende empiezan a temer. 

El problema es que la sociedad mitificó al matrimonio y a algunos les queda bien por sus aspiraciones pero otros le huyen por el nivel de compromiso que tienen que adquirir con solo una persona. Muchas chicas afirman que por el miedo a la soledad, a la soltería y a las críticas de la sociedad al verlas solas y con mucha edad, consiguen un hombre, al quien tienen que aguantarle todo tipo de defectos y malos comportamientos sin derecho a refutar, solo para que no se vaya de su lado y por lo menos asegurar que siempre tengan por lo menos con quien hablar. 

El amor no es precisamente el protagonista y sea en unión libre o con matrimonio, la convivencia se lleva a cabo a veces es más por compromiso, eso sin que el otro se entere o incluso es hasta de mutuo acuerdo, solo para el beneficio de acompañarse. También es pensado por el factor vejez, porque una vez lleguen a esa edad ya no es posible pensar en encontrar una nueva pareja, por eso sea con quien sea es mejor estar acompañado a estar totalmente solo, en sus últimos años. 

Hay casos en los que la soltería no es tomada tan mal por la sociedad siempre y cuando haya de por medio hijos, pues puede interpretarse como una separación forzosa pero con frutos que pueden evitar que una mujer sea llamada “solterona”. Las razones por las cuales una mujer tema a enfrentarse al reto de conseguir una nueva pareja varían pero la mayoría se basan en la timidez, en la inseguridad, el que haya algo que no le agrade a los hombres que las cortejan, la falta de autoestima y las críticas dela sociedad. 

Si una chica llega a ser muy insegura lo que más puede afectarla es la presión que generan los que la rodean, pues pueden generar un concepto de los hombres que puede que  no tengan todos los chicos pero relacionarse es muy complejo. Además que el verse con mucha edad, arrugas, aumento de peso y llegada de enfermedades puede ser aún más traumático a la hora de la conquista. 

A %d blogueros les gusta esto: