Nuestro entrante ligero: Tostas de pimiento rellenas de atún y queso.

Hoy, os traigo una nueva propuesta para continuar con la “dieta” que amarás. Aprende a preparar un entrante, sabroso, ligero y rico con el que sorprenderás a todos los comensales y conseguirás un gran aporte de nutrientes, evitando las grasas. Nuestro entrante ligero: Tostas de pimiento rellenas de atún y queso. Hoy, os propongo un entrante para acompañar a nuestras cenas o comidas ligeras, apostando y dándole protagonismo a por un nuevo alimento rico, sano y sabroso que debemos incluir en nuestra dieta: el pimiento.Como, imganino ya sabrás, las propiedades de esta hortaliza se etienden más allá e su gran capacidad diurética o las múltiples vitaminas que nos aporta, es además una gran fuente de calcio, y potasio, minerales extremadamente necesarios para nuestro día a día y favorace, también, la absorción del hierro.

Aunque nos resulte un poco extraño así de primera, porque en nuestro país no es común prepararlo de esta forma, son muchas las naciones europeas que han extendido su uso en crudo, haciéndolo esencial en ensaladas y entrantes fríos de rápido y sencilla elaboración.

Y debido a  que esto es uno de los objetivos de nuestras recetas, el pimiento crudo se convertirá también en uno de nuestros mayores aliados culinarios.

Probablemente, su sabor constituira una novedad para ti, pero no te defraudará ya que es refrescante y apetece a todas horas, de textura suave y crujiente y, con un sabor dulce, parecido al de la zanahoria, pero a la vez exclusivamente único. A causa de esta dulzura te recomiendo que procures usar siempre la variedad roja,ya que la verde contiene una acidez mayor por regla general. El amarillo tambien funciona bien para añaadir color y dar juego en nuestros platos, sin embargo, su sabor tiebe una intensidad menor que la del rojo y como lo que nos interesa es ésta, procuraremos evitarlo igualmente.

Una vez que tengas en pimiento, lávalo y córtalo en tiras de aspecto mas bien cuadrado, recuerda que deben de tener algo de grosor ya que, serán las que soportarán el relleno haciendo la funcion de tostada en nuestro plato.
A continuación lo colocaremos en un plato o una fuente y nos dedicaremos a nuestro siguiente ingrediente: el queso fresco. Lo más recomendable es que uses uno bajo en grasas y si quieres, tambiénn bajo en sal. Corta una lámina del grosor de un dedo y que cubra más o menos las dimensiones del cuadrado de pimiento. Una vez colocada sobre éste, nos dispondremos a preparar el atún.

Desmenúzalo en pequeños trozos y situándolo uniformemente sobre cada una de las tostas.

Para finalizar este entrante, le añadiremos el toque aromáttico; el orégano. Esparece unas hojas sobre cada trocito y tendrás finalizado tus tostaditas.

Si el orégano no te convence, o quizás te resulta demasiado fuerte para la noche, como alternativa puedes usar unas hojitas de perejil.

Ahora ya no tienes excusas para preparar un primer plato que acompañe a tus comidas y te haga la boca agua, ¡solamente te llevará diez minutos!.

A %d blogueros les gusta esto: