La dieta Scarsdale: una dieta efectiva

Esta dieta conocida como Scarsdale y seguida desde entonces por muchas de las personas que desean perder peso, fue creada en la década de los años 70. Si deseas conocer todo lo relacionado con esta dieta, continúa leyendo. La dieta Scarsdale: una dieta efectiva

Objetivo de la dieta Scarsdale

Creada por el estadounidense Herman Tarnower durante los años 70 como ya se ha comentado, se ha convertido en una de las más populares dietas basadas en el consumo de proteínas. La eficacia de dicha dieta se basa en los conocimientos de este cardiólogo que diseñó un plan alimenticio perfecto para todas aquellas personas que desean bajar su peso en muy poco tiempo.

En principio, esta dieta permite adelgazar hasta siete kilos en tan solo dos semanas, pero hay que tener en cuenta que el bajo contenido calórico que aporta, la convierte en un plan de alimentación nada apropiado para todos aquellos que realizan a la vez cualquier tipo de ejercicio físico así como para las personas que tan solo tienen un sobrepeso de unos dos o tres kilos.

Dieta Scarsdale: ¿en qué consiste?

Esta dieta consiste en un programa ideado para que dure catorce días y se basa en el consumo de unas mil kilocalorías al día. El 43% de dichas calorías provienen del consumo de diferentes proteínas. Casi el 35% proviene de la ingesta de carbohidratos y casi el 23% del consumo de grasas saludables. Durante estas dos semanas iniciales, los pilares de la alimentación lo forman los vegetales que sean bajos en calorías así como las carnes.

Después de pasar esta etapa inicial, se va a ir aumentando la ingesta de los alimentos y será posible comer hasta tres huevos a la semana, así como dos rodajas de pan, unas nueces e incluso un vaso de vino a diario.

Los alimentos prohibidos durante toda la dieta serán las grasas agregadas que proceden de la manteca o de los aceites, la gran parte de los productos lácteos, los zumos de frutas, el alcohol, los postres que contengan azúcar, las carnes que tienen un elevado contenido en grasa y el chocolate.

Plan de la dieta Scarsdale

Si ya te has decidido a llevar esta dieta, algo que te aconsejamos consultes previamente con tu médico de cabecera o con tu nutricionista para que te confirmen si te conviene llevarla a cabo o no dependiendo de tu estado de salud, la alimentación que deberás seguir será la siguiente:

 A la hora del desayuno deberás tomar media naranja, toronja o manzana, junto con una rebanada de pan tostado y un té o café con un poco de edulcorante.

A la hora de comer podrás ingerir tanta cantidad de pollo como desees y un ensalada de tomate y de lechuga. Para terminar un té o café con edulcorante.

Para cenar debes tomar una ración de pescado asado y una ensalada verde o unos vegetales cocidos, como prefieras. De poste una naranja, una toronja y una manzana y para terminar un té o un café con un poco de edulcorante.

A %d blogueros les gusta esto: