Para los peques de la casa: Mejillones Rellenos.

Aprende a preparar un plato único e innovador al que los pequeños de la casa no sabrán decir que no, y que les aportará una gran cantidad de nutrientes, comenzando por las propiedades de los mejillones.
La elaboracion de esta receta es extremadamente sencilla, y lucirá en tu mesa con un sabor único que os chiflará. Para los peques de la casa: Mejillones Rellenos. La receta para el primer plato en tu mesa de hoy tiene unas ventajas increíbles que sin duda te sorprenderán, y es que, detrás de su apariencia, incluso de comida «Snack» o frito que no es sano, como es el caso de algunas empanadillas, o muslitos, esta receta, es extremadamente nutritiva, y sobre todo, recomendable, para esos días, en los que los peques de la casa se resisten a comer hortalizas, o pescado.

Rellenar estos mejillones con un espectacular relleno, que contendrá todas las proteínas y nutrientes esenciales del huevo, las vitaminas y el hierro del pimiento y la cebolla, hará de esta receta una de tus preferidas.

Y lo mejor, es que su elaboración apenas te requerirá tiempo delante de los fogones.

¿A qué estas esperando para comenzar?

Aquí te dejo la lista de ingredientes, que, como tu ya sabes, puedes variar a tu gusto, aunque no debes olvidarte de incluír siempre los mejillones; ¡Son el ingrediente estrella!

  • 2 kilos de mejillones
  • 1 pimiento verde grande
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 cebolla
  • 3 ajos
  • perejil
  • pimienta
  • sal
  • tomate frito
  • 2 huevos cocidos
  • salsa bechamel
  • pan rallado
  • 2 huevos para empanar

Y ahora, te cuento en estos sencillos pasos lo que debes hacer para preparar esta receta adecuadamente y que sea tan sencilla que apenas te hayas dado ni cuenta.

¡Toma nota!

  1. Limpia las cascaras de los mejillones raspándolas con un cuchillo y ponlos a cocer en una olla con agua , sal y un chorro de aceite hasta que se abran.
  2. Retíralos del fuego, sacalos de la cascara, y guarda esta para luego montar el plato.
  3. Ahora, corta en trozos muy pequeños la verdura, pochalaen una sarten con aceite de oliva, añádeles tomate frito, los 2 huevos cocidos picados y los mejillones, también picado. Cocinalo unos minutos.
  4. Cuando la mezcla enfríe, rellena las cáscaras de mejillones con ella y cúbrelas con bechamel. Mételos al frigorífico, y debes esperar a que se compacten en él para empanarlos y freírlos.

Ya tendras listos estos especiales mejillones que enamorarán a grandes y pequeños, ¡ya verás!

Aquí encontrarás más recetas que te sorprenderán como ésta.

 

A %d blogueros les gusta esto: