Parador Nacional de Ribadeo

Para una estancia en la bella comunidad gallega, una buena opción a la hora de elegir un lugar donde hospedarse es hacerlo de entre su oferta de paradores nacionales. Uno de ellos es el Parador Nacional de Ribadeo, situado en un entorno natural de gran belleza, y desde el cual se puede acceder con facilidad a muchos lugares de interés. Parador Nacional de Ribadeo Situado en un privilegiado entorno, en la desembocadura del río Eo, que hace la función de frontera natural entre Galicia y Asturias, dispone de unas espléndidas vistas de ambas comunidades, a un lado los hermosos paisajes gallegos de la ría y al otro los hermosos pueblecitos asturianos.

El edificio es una antigua casona gallega que ha sido rehabilitada y dotada de todas las comodidades. Ha sido decorada con un estilo marinero que la hace confortable, cuidándose todos sus detalles con esmero para que el cliente se encuentre cómodo y a gusto. Desde su terraza hay unas vistas al mar espectaculares.

Las habitaciones invitan al descanso, estando muy bien equipadas para que el viajero se sienta como en casa. Hay mini-bar, televisión con Canal Plus y teléfono. El Parador ofrece el paquete “Habitaciones Únicas”, una oferta pensada para parejas que incluye alojamiento en una de las mejores habitaciones, desayuno y cena degustación, así como tratamiento vip.

En el establecimiento hay varias salas que han sido habilitadas para que puedan tener lugar en ellas reuniones de empresa, de negocios, celebraciones, o eventos de similares características.

Entre los muchos servicios que ofrece el Parador son de destacar el acceso gratuito a internet, o el poder disponer de la caja fuerte ubicada en recepción, entre otros.

En cuanto al restaurante, situado en una estancia muy agradable, dispone de una extensa carta con platos propios de la exquisita gastronomía gallega, destacando la empanada, el lacón, el caldo gallego y, por supuesto, todos aquéllos elaborados con los mariscos extraídos de sus aguas. El plato estrella es la Tarta de Santa Cruz, elaborado en la cocina del restaurante artesanalmente, y que está hecho con bizcocho, mazapán y cabello de ángel.

En el entorno del establecimiento hay muchos lugares interesantes para visitar, como el propio pueblo de Ribadeo, con su Puente dos Santos y su Fuerte de San Damián.

A %d blogueros les gusta esto: