Plan de dieta para perder 20 libras en seis semanas

Cuando hacemos dieta debemos estar claras de las consecuencias que quizás nos puede traer para nuestro organismo, porque muchas veces las hacemos sin la supervisión de algún experto. Pero no te preocupes que aquí tienes algunos consejos para perder rápido esos kilitos demás y no tener que sacrificar tus comidas. Plan de dieta para perder 20 libras en seis semanas

Con el plan de la dieta siguiente, puedes esperar perder aproximadamente 20 libras en seis semanas, consumiendo aproximadamente 1300 calorías por día. La cantidad de peso que se pierde depende de tu consumo calórico real, nivel de actividad y el metabolismo del cuerpo individual.

La pérdida de peso promedio debe ser entre dos a cuatro libras por semana. Al igual que cualquier plan para perder peso en otra parte, este plan de dieta de 1300 calorías tiene unas reglas básicas para el éxito de la dieta.

Directrices para el Éxito

1. Cualquier plan de dieta necesita una cantidad suficiente de ejercicio. La actividad cardiovascular quema la grasa y las calorías, mientras que el entrenamiento de fuerza crea masa muscular y aumenta el metabolismo. Trata de hacer treinta minutos de ejercicio cardiovascular de tres a cinco veces por semana. Complementa tu programa de cardio con tres sesiones de entrenamiento de fuerza por semana para obtener mejores resultados.

2. Elige sabiamente tus bebidas. El agua y el té verde son los mejores cuando se trata de mantenerse hidratado y perder peso. Si eres un amante del café, se adhieren a una taza por las mañanas con edulcorante sin calorías. La soda de dieta está bien de vez en cuando, pero no se debe consumir diariamente, ya que puede hincharte y deshidratan el cuerpo.

3. Evita los alimentos que son demasiado elaborados. Los alimentos integrales son siempre los mejores cuando estás a dieta para perder peso. Si puedes, adquiere los orgánicos pues son los más beneficiosos para la salud. Trata de mantener un equilibrio de proteínas magras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, grasa saludable y lo más importante, un montón de frutas y verduras.

4. Permítete un capricho una vez a la semana o algo así. Esto no significa que debes tirar por la borda o sabotear tu dieta. Elije sabiamente tu tratamiento y cómete las cosas despacio y con plena conciencia. Algunos ejemplos podrían ser algunos cuadrados de chocolate o una porción de papas fritas, galletas o helados. Nunca olvides consultar la etiqueta del alimento, para conocer el tamaño de las porciones exactas, que son más pequeñas que las que muchas personas piensan que son.

5. Asegúrate de que estás comiendo en un horario regular. En lugar de tres comidas grandes, trata de seis pequeñas. Comer alimentos saludables a intervalos regulares mantendrá tu metabolismo en un funcionamiento óptimo y te ayudará a sentir menos hambre y a estar más satisfecha. 

A %d blogueros les gusta esto: