Postres sabrosos y con estilo

Aprende a preparar postres con un toque distinto y que harán que todos los comensales te feliciten después de probarlos tras una comida suculenta. Si sigues estos sencillos pasos, conseguirás las felicitaciones de todos aquellos que estén sentados en tu mesa. Postres sabrosos y con estilo

Cómo preparar un sorbete de limón

Para preparar este suculento y elegante postre para 6 personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 6 limones bien grandes
  • Agua
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 clara de huevo

En primer lugar procederemos a exprimir los limones, recogiendo el zumo resultante en una jarra, preferiblemente graduada y filtrándolo muy bien, para después añadirle toda el agua necesaria hasta lograr una cantidad aproximada de ¾ de litros. Después vertimos el zumo resultante en un cazo, para añadirle la cáscara de uno de los limones rallada y el azúcar.

Montamos la clara a punto de nieve y añadimos todos los ingredientes restantes. Ponemos el cazo en el  fuego y llevamos todo el líquido resultante hasta el punto de ebullición, sin dejar de remover en ningún momento y siempre a fuego muy lento. Retiremos del fuego y lo vertimos sobre un cuenco, de nuevo filtrándolo para después dejarlo enfriar por completo.

Una vez bien frío, se vierte todo el líquido en el contenedor de una heladera y lo introducimos en el congelador, hasta que se hiele por completo.

Cuando haya pasado el tiempo necesario para ello, se puede servir el sorbete al natural, en copas de postre individuales, en bolas pequeñas o utilizarlo como ingrediente para otras recetas, como puede ser un sorbete de limón con soda o con champán, para lo que se deberá rellenar, en estos últimos casos, las copas hasta la mitad con el sorbete de limón y el resto con la soda o el champán. En cualquiera de los casos, este postre puede decorarse con unas hojas de menta, para añadirel un toque de color.

Innova tu sobremesa con unas copas brasileñas de café

Para preparar este delicioso postre para cuatro personas necesitaremos:

  • ¼ de litro de nata líquida
  • 2 cucharadas de azúcar son sabor a vainilla
  • 8 bizcochos
  • 1 paquete de base para helados de café
  • 1 vaso de ron
  • Café instantáneo para adornar

Preparamos en primer lugar el helado de café. Para ello tan sólo deberemos seguir las instrucciones que vienen en el paquete de éste. En el congelador, mientras tanto, vamos poniendo cuatro copas de postre, para que se vayan enfriando bien.

Batimos bien la nata fría y agregamos el azúcar para proceder después a cortar los bizcochos en trozos pequeños.

Una vez hemos realizado estos pasos, vamos rellenando las copas formando una capa de helado de café primero y una de bizcochos después, rociando cada una de ellas con un pequeño chorro de ron. Ponemos de nuevo las copas, ahora rellenas, en el congelador durante unos 30 minutos. En el momento de servirlas, las decoramos con un poco de nata montada y con el café instantáneo.

A %d blogueros les gusta esto: