Prepara tus propias sales de baño!

Nosotras las mujeres solemos darle más de un uso a las cosas, claro es el ejemplo de las sales de baño, a las que no solo les damos su uso por default, el protagonista de esos dulces baños de inmersión. Si no que también podemos utilizarlas para decorar partes de la casa, como puede ser el baño. Queda de lindo!
Por eso es que Emujer te brinda la Prepara tus propias sales de baño! NECESITAS DE: Sal Gruesa Colorante (para alimentos), Fragancia, Recipiente de vidrio, Cuchara de acero inoxidable, Envases de vidrio (preferentemente color ambar)

ACCIÓN:

1. Colocar la sal en el recipiente para mezclar e incorporarle unas pocas gotas de colorante (simplemente para darle vida y lograr que la tonalidad quede uniforme)

2. Una vez que la sal haya tomado el tono deseado, agregar la fragancia (solo unas gotas eh!), trata de que las gotas se dispersen por toda la sal.

3. Cuando todo haya tomado el aroma que buscabas darle, deja reposar la mezcla un par de minutos. La fragancia no debe dejarlas mojadas.

4. Una vez que el aroma se sienta de lejos, tus sales ya están listas!

5. No!! ¿Cómo vas a dejarlas a la intemperie? Necesitas envasarlas en recipientes decorativos de vidrio (preferentemente). Nota: Si decidieras guardarlas en bolsas de celofán, éstas deberán ser gruesas o resérvalas en doble bolsa.

sales.jpg

Si quieres darles un toque efervescente a tus sales, debes mezclar en otro recipiente una parte de ácido cítrico y una parte de bicarbonato de sodio (calcula las cantidades en base a la efervescencia que busques). Luego tamiza esa mezcla y agrégala de forma pareja a las sales anteriormente preparadas (para esto las sales deben estar bien bien secas). Debes tener en cuenta que si no mezclas bien para que todo se integre perfectamente, no lograrás la efervescencia buscada. Ten paciencia y dedícale un poco de tiempo a esto.

PARA TENER EN CUENTA:

• Como las sales tomarán contacto con tu cuerpo, debes utilizar productos de buena calidad. Si buscas calidad extrema, cambia la sal gruesa por sal marina. No prepares mas sal de la que puedas envasar.

• Si quieres hacer sales de aromas o tonalidades diferentes para envasarlas en frascos individuales, debes trabajar cada color o fragancia por separado

• Para potenciar determinados efectos cambia la fragancia por aceites esenciales (las que no debes jamás poner en contacto con tu cuerpo directamente por sí solas). Si eres hipertensa ten cuidado! Tu médico debe autorizarte a la utilización de sales.

PROPIEDADES DEL ACEITE

Eucalipto: Contiene aparentes propiedades antivirales, descongestivas y expectorantes. Repele algunos insectos y puede ayudar a bajar la fiebre. Ten cuidado con éste aceite, ya que anula la actividad de medicamentos homeopáticos (siempre mantén lejos los medicamentos de las sales).

Jazmín: El mejor para piel y cuero cabelludo, combate la ansiedad, es afrodisíaco y equilibrante.

Lavanda: Utilizada para insomnio y acné. Antiséptica, calmante, desodorizante, anti

Limón: es astringente, bacteriostático, antiséptico y rejuvenecedor.

Naranja: Propiedades equilibrantes, sedativas, aliviantes, regeneradoras.

Menta: Antiséptica, expectorante, es efectiva para el dolor de cabeza y dolores musculares. Al igual que la de eucalipto, anula la actividad de medicamentos homeopáticos

Rosa: Lo mejor para la piel, la combinación de rosas y jazmín es ideal para un especialísimo baño de inmersión.

Romero: Es analgésico, antiséptico, astringente y estimulante del cerebro. Es ideal para despertarse y para estimular la memoria.

Sándalo: Humectante, antidepresivo y afrodisíaco.

Tomillo: Antiséptico y expectorante.

Manzanilla: Analgésico, antiespasmódico y sedante.

A %d blogueros les gusta esto: