Prevenir un ataque de gota de una manera natural

Mantener los niveles de ácido úrico en la sangre dentro de unos límites adecuados es primordial para prevenir los tan dolorosos ataques de gota. Si el médico ya nos ha dado un toque de atención, podemos tomar nota de algunos recursos naturales que nos serán de gran ayuda. Prevenir un ataque de gota de una manera natural

Agua con gas y limón y zumos de frutos rojos

El agua carbonatada a la que podemos añadir un chorro de zumo de limón, además de ayudar a normalizar el ácido úrico en sangre, también compensa algunos de los efectos de los fármacos que se están tomando para tal efecto. También resulta de suma importancia aumentar la cantidad de líquidos que se toman hasta llegar a los dos litros diarios. Para llegar a alcanzarlos no hay que dudar en beber infusiones o incluso zumos licuados.

Los zumos preparados con frutas de color violeta o con bayas rojas son los más indicados y adecuados a la hora de bajar los niveles altos de ácido úrico y en el caso de padecer de gota, estos zumos ayudan a reducir las inflamaciones de las articulaciones.

Entre los que podemos destacar principalmente están el zumo de arándanos o el zumo de cerezas que cuando estén fuera de temporada, puede comprarse en tiendas de dietética.

Extracto de lespedeza y tisanas de abedul y vellosilla

Cuando las tasas de ácido úrico estén muy altas, podemos recurre al extracto de lespedeza. Esta planta consigue aumentar la excreción del ácido úrico a la vez que consigue bajar el colesterol, otro de los indicadores que suelen estar elevados en aquellas personas que suelen ser propensas a padecer ataques de gota, ya que siguen una dieta desequilibrada, muy rica en vísceras, carne, etc. Para beneficiarnos de esta doble ventaja es conveniente tomar entre 20 y 30 gotas de este extracto de una hasta tres veces al día, diluido en un vaso con agua.

Vitamina C

Son diversos los estudios que han demostrado que tomar unos 500 mg. al día de vitamina C durante al menos dos meses, consigue reducir las concentraciones del ácido úrico lo que ayuda a tratar y prevenir los ataques de gota. Para aumentar los depósitos de esta vitamina debemos intentar comer entre dos y tres piezas de fruta cítrica, de kiwi o de fresas al día. Una buena idea también es dejar que maceren varios escaramujos, que tienen 20 veces de vitamina C que las propias naranjas y se deja toda la noche para tomar el líquido resultante a la mañana siguiente.

También tenemos que intentar añadir a nuestras ensaladas pimientos rojos y tomates y evitar la lombarda, los rabanitos y las espinacas frescas

Es importante en caso de tener las tasas de ácido úrico elevadas, evitar el consumo de moluscos, marisco, el pescado azul, la carne de caza y la roja y los embutidos. El alcohol no debe probarse, ya que aunque no contiene purinas que es el compuesto que cuando se degrada da paso al ácido úrico, sí que interfiere a la hora de la eliminación de esta sustancia.

A %d blogueros les gusta esto: