¿Qué son las glándulas paratiroides?

Las paratiroides son las glándulas encargadas de formar la hormona parathormona. Este nombre lo recibe por que son las que se encuentran detrás de la tiroides y en general son cuatro que miden unos seis centímetros de largo, tres centímetros de ancho y dos centímetros de espesor. ¿Qué son las glándulas paratiroides?

La función de las paratiroides

La encargada de regular la cantidad de calcio de la sangres, es la parathormona que además de ser un fuerte constituyente para los huesos, es necesaria para que se produzca la excitación de las células musculares y nerviosas así como una perfecta coagulación de la sangre. En el momento en que el calcio disminuye en la sangre, puede corregirse gracias a las paratiroides que segregan una mayor cantidad de esta hormona, lo que hace que pase hasta la circulación de la sangre ese calcio que se ha depositado en los huesos. Esto llega a dificultar que se pueda eliminar a través de la orina y se estimula una formación de vitamina D en los riñones para que se facilite la absorción por la sangre cuando se ingiere. Si la hormona actúa de una manera intermitente, se estimulan las células encargadas de la formación del hueso.

Trastornos de las paratiroides

Los trastornos causados por esta glándula se conocen con el nombre de hipoparatiroidismo por un déficit de ésta, o hiperparatiroidismo por un exceso. El primero se suele producir cuando se extirpa la glándula de la tiroides y se elimina de una forma involuntaria, alguna paratiroides. Otros motivos pueden se las lesiones de dichas glándulas por infecciones, defensas anómalas o tumores que pueden llegar a afectar a algunas glándulas que forman otro tipo de hormonas.

Un déficit de magnesio puede llegar a impedir la secreción de esta glándula e incluso en algunos casos, el hipoparatiroidismo puede deberse a alguna alteración de un gen y se manifiesta, en estos casos, desde el momento del nacimiento acompañado de otro tipo de anomalías.

Un exceso de esta hormona suele ser producido, por lo general , por un tumor benigno de una o de más paratiroides y en muy raras ocasiones, de una maligno. En ocasiones, suele acompañar a tumores de otro tipo de glándulas endocrinas. Una insuficiencia renal puede ser otra de las causas, ya que se provoca en estos casos, un descenso de calcio en la sangre lo que estimula una formación de la hormona.

Síntomas

El hipoparatiroidismo llega a producir una disminución de calcio en la sangre que si es demasiado brusca, recibe el nombre de tetania y que aunque no tiene relación alguna con el tétanos, también provoca convulsiones. Irritabilidad, contracciones musculares, calambres y hormigueos por la zona de la boca, son también síntomas comunes de estos trastornos. La forma crónica de esta enfermedad puede ocasionar cambios en la personalidad, uñas frágiles, ansiedad, piel seca, cataratas y caída de las cejas.

Un exceso de parathormona también conlleva un exceso de de calcio en la circulación sanguínea del mismo modo que una disminución en el calcio de los huesos. En el primer caso se producen una serie de hormigueos, desorientación, arritmias, fatiga psíquica y mental, hipertensión, sed exagerada, anorexia, pérdida de peso, aumento en el volumen de la orina o cálculos urinarios entre otros. Una disminución de calcio en los huesos originará dolores, fracturas y  quistes.

A %d blogueros les gusta esto: