Recetas con sabores caseros

Para dar un toque de originalidad a tus platos sin perder la tradición culinaria, puedes optar por preparar en cualquier ocasión un menú preparado con pisto, receta básica en la gastronomía española, para terminar con un exquisito postre que prepararemos con helado y una de las frutas más saludables: la manzana. Recetas con sabores caseros

Terrina de pisto

Para dar una vuelta de tuerca a una de las recetas más conocidas de nuestra cocina, podemos preparar una terrina de pisto cuyos ingredientes para cuatro personas serán los siguientes:

  • ½ kilo de tomates
  • 2 calabacines
  • Un poco de azúcar
  •  ¼ de kilo de pimientos
  • 4 huevos
  • 100 ml. de nata líquida
  • Sal
  • Aceite

Primeramente pondremos el aceite a calentar en un sartén y cuando esté listo echaremos los pimientos previamente picados en trozos muy pequeños, a los que habremos quitado las simientes y sus partes blancas. Tapamos la sartén y dejamos que se vayan haciendo a fuego lento durante aproximadamente veinte minutos, moviendo a menudo para que no se peguen. Cuando veamos que están a medio hacer se añaden los calabacines que habremos cortado en cuadraditos y los tomates pelados, también sin las simientes y con una pizca de azúcar. Dejamos que cueza todo despacio hasta que el caldo del tomate se haya consumido. Añadimos un poco de sal al gusto y lo apartamos del fuego hasta que se enfríe todo.

En una fuente honda se baten los huevos e incorporamos el pisto resultante junto con la nata líquida para mezclarlo todo muy bien. Lo pasamos a un molde antiadherente o de silicona y lo metemos en el horno durante unos 40 minutos al baño María o hasta que comprobemos que está bien cuajado y dejamos que se enfríe.

Este plato puede consumirse frío o templado, siempre a gusto de los comensales.

Crumble de manzanas y helado

Para culminar la comida nada mejor que servir este delicioso postre cuyos ingredientes son:

  • ½ kilo de manzanas
  • 150 gramos de harina
  • 150 gramos de azúcar
  • 100 gramos de mantequilla
  • Sal

Para elaborar el helado necesitaremos también:

  • 6 cucharas de azúcar en polvo
  • 1 naranja
  • 4 yogures
  • 50 cl. de nata

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el helado y para ello debemos exprimir la naranja y montar la nata hasta que esté bien firme, para ir añadiéndole el azúcar, sin dejar de batir en ningún momento, hasta que se haya incorporado todo perfectamente. Cuando lo hayamos conseguido se mezclan los yogures, teniendo especial cuidado para que la nata no se baje y en el último momento le añadimos el zumo de la naranja. Lo metemos todo en el frigorífico o en el congelador hasta que haya cuajado bien.

Mientras tanto vamos precalentando el horno a unos 210 grados centígrados a la vez que en una fuente honda echamos la harina, los 100 gramos de azúcar y la sal y lo mezclamos todo bien. Añadimos la mantequilla cortada en dados y trabajamos bien la mezcla hasta que obtengamos una masa granulosa.

Untamos un molde con mantequilla y echamos en él la manzana cortada en dados,  espolvoreamos con azúcar y cubrimos con la mezcla de la harina. Lo metemos en el horno durante unos 40 minutos y se sirve en el molde con un poco de helado encima.

Este postre puede servirse tanto frío como templado.

A %d blogueros les gusta esto: