Ostras gratinadas con salsa

Es un plato que parece muy laborioso pero a la hora de hacerlo no es para tanto. Es muy adecuado para Navidad o Nochebuena, en que puede formar parte de los aperitivos. Por supuesto, puedes hacer más cantidad y usarlo también como segundo plato. Ostras gratinadas con salsa

Ingredientes para 8 ostras: 8 ostras, 100 ml. de nata, 100 grs. de espinacas, perejil, aceite de oliva y sal. Para la salsa: 200 grs. de mantequilla, 3 yemas de huevo, medio limón y sal.

Primero haremos la salsa. Para ello, pondremos la mantequilla en un cazo al fuego y dejaremos que se funda. Seguidamente, pondremos en un recipiente el zumo del medio limón, junto con las yemas. Batiremos bien, echando un poco de sal. Iremos incorporando entonces la mantequilla derretida poco a poco y sin dejar de batir para que quede una salsa consistente. Hecho esto, guárdala en el frigorífico, ya que si esta salsa sufre un exceso de calor se corta.

En un recipiente con agua al fuego, cuece las espinacas, con un poco de sal, durante unos 10 minutos. Escúrrelas.

Pon las ostras a cocer en un cazo con medio vaso de agua y sal, y con el fuego muy lento. Cuando veas que sus bordes empiezan a rizarse, apártalas enseguida. Reserva el jugo de cocción y separa la carne de las conchas.

Coge una bandeja que pueda ir al horno y le echas por encima un puñado de sal gruesa. Pon en ella una concha de cada ostra, la más profunda. La otra concha plana ya puedes tirarla.

Pon un sartén al fuego y fríe un poco las espinacas, mezcladas con un puñado de perejil. Pon un poco de sal y a los 2 ó 3 minutos añade la nata y el caldo que te ha quedado de cocer las ostras.Remueve bien y aparta la sartén del fuego.

Pon un poco de esta mezcla en cada una de las conchas que tienes en la bandeja. Seguidamentem pon encima la ostra, y la cubres con la salsa de mantequilla que tenías reservada. Pon la bandeja en el horno y gratina un par de minutos.

Sugerencia para acompañar el plato: Un vino blanco ligero o un cava brut.

A %d blogueros les gusta esto: