Recetas de patatas rellenas

patatas1Existen infinidad de maneras de preparar unas patatas rellenas, dependiendo de los ingredientes que tengas por casa y de tu propia imaginación. De cualquier forma a continuación de damos algunas ideas de cómo consumir patatas para que no siempre sean fritas o en forma de puré.

Receta número 1

Vamos a ver cómo podemos preparar unas patatas rellenas con salchichas. Esta receta, además de encantar a toda la familia, es muy sencilla de preparar y no se necesita mucho tiempo para hacerlo.

Los ingredientes necesarios para seis personas son:

  • Doce patatas
  • Doscientos gramos de salchichas
  • Doscientos gramos de champiñones
  • Cincuenta gramos de beicon
  • Un huevo
  • Una cebolla
  • Harina
  • Un vaso de vino blanco
  • Doscientos cincuenta ml. de caldo de carne
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Comienza pelando las patatas para cortarlas por la mitad y proceder a ahuecarlas, con la precaución de dejar las paredes algo gruesas para evitar que se desarmen. A continuación se pican los champiñones y el beicon y se colocan en un bol para añadir las salchichas desmenuzadas.

En una sartén con aceite de oliva, se saltea la mezcla anterior y se salpimenta, añadiendo al finalizar la cocción el huevo batido.

Se retira del fuego y se deja enfriar para proceder después a rellenar cada una de las mitades de las patatas. Se pasan éstas por harina y se fríen. Cuando estén fritas se colocan en una cazuela y en la misma sartén en la que se han frito las patatas se sofríe una cebolla cortada en tiras. Cuando comience a tomar un color dorado, se echa el caldo y el vino y se deja cocinar durante unos minutos. A continuación se vuelca esta salsa sobre las patatas y se vuelven a cocinar hasta que estén bien tiernas.

Receta número 2

Esta receta es ideal para prepararse una sola persona por su rapidez y sencillez, perfecta para elaborar al llegar a casa tras un día de trabajo.

Los ingredientes por persona son:

  • Una patata
  • Cinco champiñones
  • Una zanahoria
  • Media cebolla
  • Una cuchara de leche
  • Aceite de oliva y sal
  • Cincuenta gramos de mortadela o de salchichas
  • Queso rallado

Se lava la patata y se cuece en agua con sal sin pelar y entera. Se cortan los champiñones en rebanadas al igual que las salchichas, se pela y ralla la zanahoria y se pica la cebolla.

En una sartén con aceite se fríen estos ingredientes y mientras tanto se parte la patata por la mitad y se vacía con cuidado. Con lo que se ha conseguido del interior de la patata se hace un puré con un poco de sal y de leche, para añadirlo después al sofrito anterior. Con la mezcla resultante se rellenan las dos mitades de la patata. Se echan unas gotas de oliva sobre ellas y el queso rallado, para colocarlas al horno durante cinco minutos hasta que el queso se haya derretido y se sirven bien calientes.

A %d blogueros les gusta esto: