Recetas de verduras anti aburrimiento

Las verduras constituyen uno de los pilares principales para llevar una dieta equilibrada te guste o no, además de ser muy sanas y perfectas para perder peso, aunque en ocasiones nos resulte muy aburridas comerlas. Aprende algunas recetas que te ayudarán a cambiar de opinión. Recetas de verduras anti aburrimiento

Pudin de champiñones

Este sencillo plato puedes prepararlo para seis personas con los siguientes ingredientes:

· Un kilo de champiñones

· Cuatro huevos

· 100 gramos de jamón serrano

· 250 gramos de queso fresco

· 50 ml de vino de jerez preferiblemente seco

· Tres cucharas de salsa de tomate

· 3 cucharas de aceite

· Harina, sal y pimienta

Comenzamos limpiando muy bien los champiñones, eliminando su tallo y raspando la suciedad de sus cabezas. Los fileteamos.

Ponemos unas gotas de aceite en una sartén y echamos el jamón serrano en bien picado, lo sofreímos y añadimos los champiñones. Salpimentamos, salteamos a fuego vivo y añadimos el jerez para dejar en el fuego hasta que se haya eliminado todo el líquido.

En un cuenco batimos los huevos y le añadimos la salsa del tomate, el queso y lo mezclamos bien para incorporarlos en la sartén.

Forramos un molde con un poco de papel de aluminio que habremos engrasado ligeramente y lo espolvoreamos con un poco de harina para verter sobre él la mezcla de los champiñones.

Ponemos dicho molde al baño María y lo metemos en el horno calentado previamente a unos 180 grados centígrados durante aproximadamente una hora.

Para ver si está en su punto, introducimos un cuchillo o una brocheta de madera y si sale completamente seco es que está perfectamente hecho.

Dejamos reposar durante unos minutos, desmoldamos y servimos.

Pastel de gambas y puerros

Para cuatro personas se necesitan:

· Cuatro puerros grandes,

· Cuatros espárragos gruesos de lata

· Cuatro huevos

· 250 gramos de queso fresco

· 250 gramos de gambas

· Mantequilla y pan rallado

· Pimienta blanca y sal

Primeramente limpiamos los puerros eliminando las hojas verdes y las raíces y los cocemos en agua hirviendo con un poco de sal durante quince minutos. Los escurrimos y los ponemos encima de un paño junto con los espárragos. Es primordial que estas dos verduras estén completamente secas para que no lleguen a soltar nada de agua dentro del pastel.

Pelamos las gambas y dependiendo de su tamaño las dejamos enteras o las partimos por la mitad.

En un cuenco batimos los huevos junto con el queso y trabajamos la mezcla con energía para posteriormente añadir las gambas junto con los puerros y los espárragos troceados. Mezclamos bien y rectificamos de sal si es necesario añadiendo una pizca de pimienta si es posible, recién molida.

Untamos un molde con forma rectangular con un poco de mantequilla y espolvoreamos con el pan rallado para verter sobre él toda la mezcla. Ponemos al baño María y lo metemos en el horno a unos 180 grados centígrados para dejar que se cocine durante aproximadamente una hora.

Este plato que aporta unas 180 calorías y unos 10 gramos escasos de grasa se debe servir bien frío.

A %d blogueros les gusta esto: