Rincones para Semana Santa

ss1Si te gustan estas fechas, te vamos a contar dónde podrás vivirlas de una manera especial. Y es que durante la Semana Santa por toda España se celebran fiestas curiosas, interesantes, espectaculares o incluso reconocidas como bien de Interés Cultural.

Devoción en Sevilla

Es la más conocida incluso a nivel internacional ofreciendo unas tallas históricas que se encuentran cubiertas por ricos ornamentos y preciosas decoraciones florares que se encargan de iluminar las noches de pasión de la Semana Santa. Entre las experiencias que más destacan es la celebración de La Madrugá, que se celebra durante la noche del jueves al viernes santo y que es encarnada por más de sesenta cofradías.

La pasión de Olesa de Montserrat en Cataluña

La representación de la pasión que se celebra en esta localidad catalana es de un impacto visual tremendo y un auténtico espectáculo que trata sobre la vida, la muerte y la resurrección de Jesucristo. Lleva más de cinco siglos representándose y todavía hoy en día, sigue emocionando al público que acude a verla.

Romper la hora en Calanda, en Teruel

En el momento en que el reloj situado en la torre del Pilar de Calanda comienza la cuenta de las doce de la mañana del Viernes Santo, la hora queda rota y el sonido de los redobles se llega a convertir en el único sonido de la primera campanada. Este estruendo retumba en todo el pueblo como un trueno y dura dos horas. Pasado este tiempo se forma una procesión conocida como del Pregón, que sale desde la misma plaza principal y da una vuelta por todo el pueblo.

La pasión de Cartagena

El epicentro de la Semana Santa en esta ciudad, tiene lugar en la iglesia de Santa María de Gracia y destaca por el orden en que sus penitentes marchan al son del tambor y siempre al unísono, sin fallos. Tiene cuatro cofradías conocidas como Marrajos, Resucitado, Californios y Socorro, que se encargan de llevar a cabo todas las procesiones, tanto las que se celebran durante el día como las que se celebran durante la noche.

La danza de la muerte de Verges, en Cataluña

Esta pequeña localidad conocida comoVerges, tiene sus orígenes ya en el siglo XIV y con la representación de la danza de la muerte, pretende recordar al pueblo la caducidad de todos los placeres terrenales y el poder de la muerte. Durante la noche del Jueves Santo y a la luz de las antorchas, esqueletos bailan y saltan al son de un tambor en una danza que se encuentra repleta de simbolismo.

Los picados de San Vicente de la Sonsierra en La Rioja

Esta expresión de fe resulta especialmente dura. Y es que en ella pervive el rito ancestral de la flagelación junto con la cofradía de la Santa Veracruz de San Vicente. Después de humillarse ante las imágenes y de orar, se comienza con los golpes en la espalda. Estas escenas se recomienda que no la vean los niños por la dureza de las mismas, pero en cualquier caso es decisión de los padres.

A %d blogueros les gusta esto: