Salmón gratinado

El salmón es un producto muy apreciado, que antes de la década de los 80 podíamos considerar como un artículo de lujo. Por suerte, esto ya no es así debido a la instalación de piscifactorías, de donde proceden casi todos los que compramos en el mercado, y que han abaratado este pescado manteniendo casi intacto su sabor. Salmón gratinado Ingredientes para 4 personas: 4 filetes de salmón que no contenga espinas, 70 grs. de taquitos de jamón, 4 dientes de ajo, ½ kilo de menestra de verduras, ½ litro de leche, mantequilla, harina, aceite de oliva y sal.

En una olla con agua y sal, pon a cocer la menestra el tiempo necesario. Escurre y reserva.

Pon una sartén al fuego con aceite de oliva, sala los filetes de salmón y los fríes, pero muy poco, sólo unos segundos, vuelta y vuelta. Resérvalos.

En el aceite en que has frito el salmón, echa los dientes de ajo y los taquitos de jamón, dándole unas vueltas para que se fría un poco. Seguidamente, le echas las verduras que tenías escurridas, removiéndolo bien y dejando que se vaya sofriendo todo junto, hasta que veas que la verdura empieza a tomar color.

Seguidamente prepara una bechamel tal como sueles hacerlo, usando la leche, la mantequilla, la harina y una pizca de sal.

Extiende bien las verduras en una fuente que pueda ir al horno y, seguidamente, coloca los filetes de salmón encima de ellas. Vierte la bechamel por encima del salmón, espolvoreando con queso rallado y gratina hasta que esté dorado.

Sírvelo muy caliente.

A %d blogueros les gusta esto: