Los alimentos funcionales más habituales

Los alimentos funcionales van dirigidos a mejorar el organismo de las personas que los consumen de una manera natural con tan solo introducir determinados nutrientes en la dieta. Descubre cuáles son los más habituales. Los alimentos funcionales más habituales

Leche con omega 3

En este producto la grasa de la leche de vaca característica, así como el colesterol, se sustituyen por ácidos grasos insaturados como por ejemplo el omega 3 o el olecio que tienen reconocidas propiedades cardioprotectoras. Con su consumo se disminuye el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades coronarias, resultando sobre todo efectivo en el caso de padecer arritmias cardíacas. De cualquier forma no hay que olvidar que la fuente principal de estos ácidos grasos se encuentra en el pescado que nunca debe desaparecer de nuestra dieta habitual.

Huevos bajos en colesterol

Estos huevos están enriquecidos con DHA que se trata de un ácido graso poliinsaturado que ayuda a mantener el equilibrio en la sangre de las grasas y es esencial para el funcionamiento correcto del sistema nerviosos central.

A este tipo de huevos se les añade este ácido a la vez que se les quita un poco de colesterol, tratándose por tanto de una opción estupenda para todas aquellas personas que tienen el colesterol alto y a todas aquellas que por supuesto, les guste consumir huevos.

Lácteos enriquecidos con CLA

El CLA es un ácido linoleico que se encuentra de manera natural en ciertas carnes y en los lácteos. Aunque existe cierta controversia respecto a este tipo de nutriente, se han realizado estudios que demuestran que cuenta con efectos positivos en el caso de padecer sobrepeso. Incluso existen ciertas evidencias de que puede ayudar a prevenir el cáncer y la osteoporosis.

Cereales con ácido fólico

El bajo aporte de minerales y vitaminas que suelen tener los cereales del desayuno los convierte en el alimento ideal para añadir algunos nutrientes que los fortifiquen. Entre dichos nutrientes destaca el ácido fólico que favorece el desarrollo y el correcto crecimiento, estando especialmente recomendado en el caso de estar embarazada.

Margarinas y yogures con esteroles vegetales

Se encuentran indicados para reducir el nivel elevado de colesterol en la sangre, estando demostrada su efectividad. Su consumo diario ayuda a reducir hasta en un 14% el colesterol siendo su efecto por otra parte, relativamente rápido ya que compite con dicho colesterol a nivel de los intestinos, impidiendo por tanto su absorción.

Alimentos enriquecidos con fibra soluble

Cereales, galletas, leche desnatada, yogures y zumos, todos ellos son alimentos que aportarán cantidades de fibra extra en la dieta diaria. El aporte de fibra en el caso de la leche es de un 1 g. por cada litro de leche. Al consumir estos productos, se apreciarán beneficios a nivel del buen funcionamiento del tracto gastrointestinal. Así por ejemplo, si en la dieta habitual, la ingesta de fibra es baja y se comienza a consumir leche enriquecida con este tipo de nutrientes, lo más probable es que el efecto sea incluso inmediato. De cualquier manera lo ideal sería obtener la fibra de una manera habitual.

A %d blogueros les gusta esto: