Secretos para rejuvenecer nuestro rostro

Si prestamos algo más de atención a las zonas que son más frágiles de nuestra piel, conseguiremos un cutis mucho más luminosos y mucho más radiante, sea cual sea nuestra edad. Secretos para rejuvenecer nuestro rostro

 

Unos ojos sin patas de gallo

Esta zona es la que mayor movilidad del rostro tiene y también donde suelen aparecer las arrugas mucho antes. Debemos evitar esto proporcionándoles los cuidados más adecuados como por ejemplo, la utilización de los contornos de ojos que resultan imprescindibles para cualquier edad puesto que hidratan, reafirman y previenen la aparición de las arrugas.

También es necesario utilizar cremas específicas en esta zona, ya que las típicas hidratantes faciales pueden llegar a resultar demasiado cremosas con lo que se propiciaría la aparición de bolsas bajo los ojos. La manera de aplicar este tipo de cremas es tecleando con mucho cuidado con los dedos y siempre sin arrastrar la crema. Si además mantenemos una dieta equilibrada, no fumamos y nos protegemos del sol, conseguiremos una piel libre de arrugas.

Un rostro luminoso y firme

Uno de los problemas causados por el envejecimiento en nuestro rostro que más nos preocupan, es sin duda la flacidez, pero por suerte tiene solución. Los músculos de la cara también necesitan reafirmarse mediante ejercicios, por ello para conseguir reafirmar las mejillas y los pómulos, debemos cerrar la boca llenándola con el máximo posible de aire mientras vamos moviendo la lengua de izquierda a derecha, repitiendo este ejercicio 10 veces.

Para conseguir reafirmar nuestro rostro al momento, debemos lavarlo con agua caliente y con agua fría simultáneamente. También puede ayudarnos si nos pasamos un cubo de hielo, envuelto previamente en una tela o en un plástico para evitar que nos produzca quemaduras en el rostro o aplicarnos un tónico que hayamos guardado anteriormente en la nevera.

En el mercado hay una gran variedad de cremas con efecto “lifting” que van desde los serums, cuya composición es más concentrada, hasta las cremas ansiedad. Pero si queremos alguna alternativa de tipo casero podemos separar la clara del huevo para batirla ligeramente y después aplicarla sobre el cuello y el rostro. En unos pocos segundos la piel lucirá más firme y las arrugas se habrán atenuado considerablemente,

Labios sin arrugas y suaves

Para decir adiós a las líneas verticales que se encuentran en la zona superior de los labios podemos utilizar un pequeño truco consistente en utilizar en esta zona la crema que utilizamos para los ojos.

Para potenciar el tono de la mucosa labial, que con la edad se va volviendo más pálida, podemos aplicarnos un pintalabios de un tono beige o marfil. Utilizar un bálsamo labial durante varias veces al día y en la época estival usar productos labiales con filtro solar como mínimo del 15, también contribuirá a lucir unos labios sedosos y perfectos.

Si queremos combatir los signos propios de la edad, como la sequedad o la pérdida de volumen de nuestros labios, deberemos utilizar labiales que están formulados con principios activos tipo vitamina E o ácido hialurónico entre otros.

A %d blogueros les gusta esto: